Monthly Archives

agosto 2016

Cagire desde casa

Trailrunning por el Cagire

By | trailrunning, Uncategorized | No Comments

Este fin de semana he vuelto por Razecueillé, el pueblo de mi abuelo. Es más bien una aldea formada por varios grupos de casas en medio del bosque. Hace años, cuando había vacas, todavía había algunos prados. Ahora ya es todo bosque.
El lado de Pirineos francés es naturaleza salvaje, bosques impenetrables y demás. De hecho los caminos están bastante cerrados por la vegetación en general. No te creas lo que marca el mapa porque igual no puedes pasar…

Cagire desde casa

Vistas al Cagire desde Razecueillé

Con eso cogí mis bambas de explorador y me fui a correr. En cualquier caso, si quieres hacer desnivel, hay que pasar obligatoriamente por el Cagire (1.912m) que es el pico más alto de la región y además el último antes de las planicies al norte.

Salí poco antes de las ocho con idea de repetir la ruta del año pasado de unos 25k, o cambiar de trayecto sobre la marcha según viera (con un buen mapa de la región). Desde Razecueillé es salir por pista asfaltada hasta TesteRouge y de ahí bajas a Henne-Morte. Ahí se coge un sendero GRP que lleva hasta el refugio de Larreix. Esto era parte de la ruta del año pasado.

Aquí hice un poco el capullo…el sendero tenía un cordelito que barraba el paso pero lo salté. Luego bien entrado en el camino me encontré un tronco cruzado con una marca en pintura fosforescente.

Y me quedé dubitativo si seguir o no, porque no sabía interpretar estas señales que eran nuevas respecto al año anterior. Normalmente cuando pones un tronco cruzado en un camino es para indicar “no pasar”, pero tampoco lo cruzaba entero. El riesgo que corría es que el camino estuviera bloqueado más arriba, si es que eso querían decir las señales. Al final decidí darme la vuelta.

Probé a seguir el sendero que no estaba barrado por el cordel a ver dónde me llevaba, y acabé en un prado. Genial, el cordel era de algún payés para que las vacas se fueran a su prado 😛

Y yo he hecho como ellas jaja
Visto lo visto, saqué la carta de la improvisación. Momento de probar otro camino. Vi que siguiendo unos kms más por carretera hasta Lacus podía coger otro camino que llegaba al mismo collado que el anterior. Todo y ser de la misma categoría (línea gorda en rojo en el mapa) este estaba bastante menos mantenido que el anterior. Vamos, me sentí como si estuviera en una gymkana, o más bien una pista americana. Ahora salta por encima de un tronco caído, ahora pasa por debajo, escúrrete entre ortigas, etc.

Llegué a un punto donde el camino desaparecía. Un tronco enorme caído a lo largo bloqueaba el sentido del camino, con maleza, restos de troncos y demás por en medio. A un lado se veía un paso hacia arriba. Otra vez a dar vueltas. Buscar por un lado y por otro si veía algún rastro de paso o alguna marca, y nada de nada. Retrocedí hasta la última marca y sí, confirmé que iba en la buena dirección. Al final si el camino subía en diagonal me metí recto arriba desde el punto bloqueado, campo a través al principio por zona más o menos despejada, luego entre helechos haciendo diagonal también. Los bosques son tan frondosos que ni por asomo se me podía ocurrir que pudiera llegar al collado bosque a través. Hasta que intuí lo que podía ser la continuación del camino más abajo. Y sí, volví a encontrar una marca, olé!!! 😀

Pista a refugio Larreix

Pista hacia el refugio de Larreix

Más arriba me encontré otro punto de duda, no sé cuántas veces debería sacar el mapa en esta salida, pero muchas! Y por fin llegué a zona conocida.

Harto ya de bosque perdedor decidí llegar al refugio de Larreix por la pista, que da más vuelta que el sendero por bosque. Pero de paso así veía el camino y cómo se veía acercarse al Pico de Escalette, una de las cartas que me guardaba por si me sobraba tiempo y energía. Es un pico un poco más bajo que está al otro extremo en la misma carena que el Cagire.

Pero viendo lo mal que iba de horario descarté alguna aventura más por ahí. Así que ya seguí a lo conocido. Por suerte la fuente del refugio de Larreix tenía agua, si no hubiera pringado mucho con el calor de agosto. Tardé unas 4h30 en llegar allí y aunque hice más distancia que el año anterior iba con retraso de tanta parada para orientarse. Más caminar que correr, la verdad.

Panorámica Pas de l'Ane

Vistas a Pirineos desde el Pas de l’Ane

Luego hay que hacer una buena rampa hasta el Pas de l’Ane a 1700m, subes un poco más pasando por debajo de un pico y llegas al collado antes del Cagire. Cima, foto esférica de rigor y una pequeña pausa. Se nota que es un fin de semana de agosto, pues había bastante gente!!
La bajada desde el Cagire es vertiginosa, en muy poca distancia bajas 900m de desnivel. Y castiga bastante las piernas,la primera parte todavía se hace bien porque el sendero va haciendo zetas hasta llegar a una cabaña. Pero luego es camino ancho recto abajo donde realmente sufrían las piernas, porque era aquella pendiente en la que no te puedes dejar caer, tienes que retener con las piernas y machacas los quadriceps de mala manera. Tenía que ir parando. También hay que decir que ya llevaba unos 22k a cuestas…
Desde ahí se llega al parking a 1000m por pista de tierra. Seguí abajo y en vez de coger el sendero que baja directo a Juzet d’Izaut seguí por la pista, como el año anterior, para hacer menos tramo de carretera. Lo malo de esta ruta es que de Juzet d’Izaut a Razecueillé hay asfalto, y de momento no he encontrado opción para evitarlo. Juzet d’Izaut está por el otro lado del pico, con lo cual hay que rodearlo para volver a Razecueillé. Si hubiera algún paso más directo por bosque sería ideal.
Esto es para coger un día y subir bosque arriba por un supuesto sendero no marcado a ver si llego a alguna parte. Si realmente existe, se llega a la pista que usé para ir hasta el refugio de Larreix. La pista sale, como no de Juzet d’Izaut y pasa por debajo del Cagire por la cara visible a Razecueillé.
El tramo este de asfalto es mortal, porque ya eran las cuatro de la tarde en pleno agosto y pega el sol que no veas.

Total 8h15 y 31k con 1650m+

Aquí el track.

Un buen paseo!!!

Valle verde hacia Torreneules

Trailrunning por el Torreneules

By | trailrunning, Uncategorized | One Comment

Este fin de semana ha sido movidito, porque el viernes fue mi cumpleaños y ha habido unas cuantas comidas y cenas para celebrarlo con distinta gente.

GallegoNo ayuda con el sobrepeso que ya arrastro de más hace un tiempo, desde que me fui a EE.UU. a los 40 para ser exacto :O

 

Y que me toca arrastrar en las subidas, mejor en las bajadas. Aunque el domingo, cuando ya volvía a Queralbs, noté lo que puede hacer la gravedad sobre una masa importante, succionarla rápidamente hacia abajo hasta que encuentra algo resistente en el plano vertical que la retiene: el duro suelo!

Pues sí, me caí en la última curva con piedras después de 25k por ahí todo el día. Manda guevs… 😛

Y no sé ni qué pasó, lo único que sí sé es lo frágil que es el cuerpo humano. Y aún gracias que no me pasó nada. Golpe en una rodilla y una costilla, alguna rascada y ya está. Y para colmo, al mismo tiempo o no sé si fue lo que lo provocó, se me subió el gemelo en un tirón de los bestias bestias que no sabía qué me dolía más, si la rodilla o el gemelo.

E hice lo típico que hacemos todos, levantarme rápido y seguir para adelante como si no pasara nada antes que me pillaran los últimos que adelanté 😀

Para llegar al bar y lamentarme entonces pero con una cerveza fresca jeje.

Y ahora volvemos al inicio

Salimos Oscar, Silvia, Pep y yo. El plan era Queralbs – Coma de Vaca – Torreneules – Núria – Queralbs.

Pero para no perder la costumbre amenazaba el mal tiempo en un día ya nublado al comenzar.

Subiendo a Coma de Vaca

Subiendo a Coma de Vaca

El Torreneules es un pico que tengo pendiente de toda la vida, de los pocos en esta zona que tanto frecuento. La última vez que estuve cerca de hacerlo fue con mi amigo Sebas, con una ventolera tan bestia que del Coll del Torreneules no pudimos llegar a la cima, que está bien cerca, porque el viento nos tiraba al suelo.

Otro día que subí con intención de hacerlo estaba tan tapado que cambiamos de itinerario hacia el Balandrau.

Y este domingo pasado pues también tocó.Ya subiendo a Coma de Vaca el cielo generaba dudas por lo tapado que estaba. Y era cantado que en las cimas no veríamos nada. Opción de repetir Balandrau o seguir al Torreneules, pero con la meteo ya se sabe…hay que ir, ver y decidir en el momento porque cambia con mucha facilidad.

En Coma de Vaca hicimos un pequeño refrigerio en el refugio y decidimos seguir hacia Torreneules, pues la cima sí se ve tapada pero más abajo en el valle está bien. El valle es una gozada de verde, de esos paisajes para escenas del “Señor de los Anillos”.

Valle verde hacia Torreneules

Valle verde hacia Torreneules

Y nada, seguimos arriba hasta el Coll de Torreneules que ya se ve oscurito. Y como siempre, sí podía hacer la cima del Torreneules desde ahí. Sería media hora como mucho ir y volver. Pero para subir una cima donde no se ve nada paso. Así que quedó una vez más pendiente.

Subiendo al Coll de Torreneules

Subiendo al Coll de Torreneules

En el collado hacía bastante aire fresco, pero bueno en movimiento y con la grasa que me protege yo seguía justito en camiseta mientras que el resto ya con paravientos. La bajada mola, a tramos con camino claro y otras un poco más campo a través siguiendo fites. Y al poco ya se ve el albergue de Pic d’Aliga.

Bajando del Coll de Torreneules

Bajando del Coll de Torreneules

Una rampa más y ya estamos en Nuria. Lugar que es bonito cuando está vacío, ahora es una jauría de padres fumando, niños alterados y demás. Pasamos rápido corriendo sin parar hasta la fuente.

Albergue del Pic d'Aliga abajo

Albergue del Pic d’Aliga abajo

Aquí recargamos agua y comemos alguna cosilla más para recargar pilas. Porque aún quedan los 7k de bajada a Queralbs.

Sinceramente, es la segunda vez que hago esta bajada corriendo y es un coñazo! las piedras colocadas a modo de losa, pero mal…, dan por saco que no veas. Además estaba corriendo con unas Merrell de estas de natural running pero con un poco más de suela que las Trail Glove que uso por Collserola. Y la verdad que se notaban las piedras y me obligaba todo el tiempo a ir saltando de puntillas entre piedra y piedra.

En las cursas llevo unas Dynafit más agresivas con protección…

Como es muy técnico algunos del grupo se quedaron atrás y yo ya tiré solo abajo para hacer una cerveza mientras esperaba. Sí, esa fue la motivación 😀

Y nada, al llegar a Queralbs me fui al suelo. Bajo más o menos rápido en general, no este día, y no suelo caer. Apenas dos o tres veces desde que corro por montaña…y ya hace unos años…

Pues eso, aquí el track de los 25k y 1600mD+ para quien quiera hacerlo algún día.

Por cierto, olé Jan Margarit por superar ese reto que le pusieron, superar al cremallera de Nuria en esa bajada tan técnica. Olé olé