Category

alpinismo

Everest Hotel view

Trekking Island Peak en Nepal

By | alpinismo, excursionismo, Uncategorized | No Comments

He estado en Nepal haciendo un trekking desde Lukla hasta el Island Peak (6.189m) con objetivo de subirlo.

Este post va a ser largo porque son tres semanas de vacaciones en Nepal.

Salimos el 31 de octubre un grupo de 9 personas : Susana , Dani , Jose , Núria , Montse , Pere , Katrin, Ferran y yo.

Víctor tuvo que cancelar a última hora por una lesión . Qué mala suerte !

Aeropuerto El Prat

Aeropuerto del Prat, antes de salir

La compañía usada es Qatar Airways que da vuelos a muy buen precio hasta Katmandú , pasando por Doha. Además tres de nosotros tuvimos la suerte de recibir un upgrade gratis a business porque el segundo vuelo iba muy lleno. Business mola desde luego , aunque la diferencia de precio no justifica lo que recibes a cambio . . . Me recordó las veces que crucé el Atlántico en Business con mi anterior trabajo.

Nosotros contratamos el viaje guiado con una agencia local [Alliance Adventure] ya que Dani ya había estado aquí y los conocía. Así que nos esperaban en el aeropuerto para llevarnos hasta el hotel.

El vuelo llegaba bien tarde. Estábamos en Katmandú a las doce de la noche aprox después de dejar maletas en hotel, y nos encontraron un lugar donde cenar. Y de paso charlar sobre el viaje y en especial qué hacer para asegurar una buena aclimatación , condición indispensable para hacer cima como verás más tarde.

2/11 – Katmandú

Desayuno con la agencia, que repasará nuestro material para la ascensión, y día de compras. Se regatea , y hay material de montaña que es copia y material original. En general el precio es un buen indicativo porque el material bueno está a precios normales. Pero ojo…

En mi caso me compro un termo, que en Pirineos y Alpes no he usado nunca porque soy más bien caluroso y aguanto bien el frío. Pero aquí tiene sentido y pienso que igual sí le puedo dar algún uso más adelante.

Katmandu

Maraña de cables en Katmandú

Con el tema aclimatación, algunos consejos que nos dieron y que me apliqué de form acasi obsesiva:

  • Beber y mear mucho
  • Comer bien , sobretodo arroz y pasta
  • Nada de alcohol
  • Nada de carne pasado Namche Bazar porque como se transporta por caminos es fácil que esté en mal estado.
  • Dormir mucho y con gorro para evitar el Khumbu cold , el resfriado de la región. Lo pillamos todos 🙁
  • Por supuesto en el planning tenemos incrementos de altitud progresivos a medida que nos adentramos en el valle, y alguna ascensión con día de descanso para dormir de nuevo más abajo.

3/11 – Katmandú – Monjo

Nos despertamos a las 4 de la mañana para coger el vuelo de las 6h15 hacia Lukla.

El sobrepeso se paga y por supuesto llevamos todos de más porque el límite son sólo 10kg el petate y 5kg la mochila. Pero sale como a un dólar el kg así que tampoco es para tanto.

Vemos un grupo delante nuestro de algún país del norte de Europa haciendo el truco de llevarlo todo encima (plumones, gore, botas alpinismo, polainas, frontales, etc ) para meterlo luego en la mochila después de pesarlo. La verdad que se cascaron más de media hora de cola con todo puesto cuando la temperatura de Katmandú es para ir de noche con camiseta y chaqueta ligera como mucho. Lo más divertido era ver a uno con las chanclas metidas por detrás dentro de las mega polainas. Todo un espectáculo.

Creo que pagamos unos 6$ por cabeza de sobrepeso. Nuestras maletas llegaron repartidas en dos vuelos y nos tomamos un té mientras tanto, oyendo la actividad frenética de los aviones entrando y saliendo de la pista. Una pista realmente corta, en pendiente para ayudar a frenar a los que aterrizan y a coger velocidad a los que despegan.

Aterrizaje Lukla

La corta pista del Tenzing-Hillary airport en Lukla, por algo tiene fama de ser de los más peligrosos del mundo

Avioneta

Nuestra avioneta de 15 plazas aprox

De ahí ya salimos hacia Monjo. Lukla está a unos 2800m y bajas y subes para llegar a Monjo en una altitud similar.

 

Lukla

Lukla

Lo primero que sorprende es ver a los porteadores con las cargas que llevan. Para trekkings está limitado a 20kg pero en otras actividades no debe estar muy regulado. Vimos gente llevando cargas del tamaño de armarios , y nos dijeron que podían llegar a llevar 100kg. Llevan un bastón gordo con un diseño muy peculiar en forma de T que además de ayudarles a caminar les sirve también para hacer paradas apoyando toda la carga sobre él.

En nuestro caso íbamos con Dzos (no he sido capaz de identificar correctamente el nombre, de palabra sonaba así como “zoppe” y lo más parecido es este), un animal parecido al yak pero con menos pelo.

En los caminos estrechos te tienes que apartar porque da miedo encontrártelos de cara. Los guías nos avisan que si ves caída posible siempre hay que ponerse del lado de pared. Alguna vez habrá pasado, y es que los caminos están muy transitados.

Puente Nepalí

Puente nepalí con dzos cruzando…mejor esperar!

Además que nuestra ruta coincide en gran parte con la del campo base del Everest que parece ser la ruta estrella, incluso cuando ahora ya no es época de ascensiones. Van a ver un campo vacío, pero bueno, también estarán las vistas de la cascada de hielo al principio de la ruta de ascensión.

Por cierto nos cruzamos con alguien que estuvo en unos días más fríos que los nuestros y estaban en el campo base del Everest a 15 bajo cero por la noche y 10 bajo cero de día. Si algún día vas por allí recuerda, en noviembre puedes pillar mucho frío.

También hay que decir que fueron todo días de sol. Un clima que a nosotros nos sorprende, cielos azules todos los días durante días y días. De día hace calor, puedes llegar a estar en camiseta en altitud, y en cuanto se va el sol a las cinco y poco entra un frío del cagar. Momento pluma!!
En Monjo nos encontramos con el guía pro del grupo, trabaja como freelance porque nuestra expedición al tener la ascensión al Island Peak ya requiere un guía pro. De hecho es uno de los 42 guías certificados internacionalmente en Nepal. Flipamos que sean tan pocos pero es así.

En su historial, varias ascensiones al Ama Dablam, como pico técnico por excelencia, y a ocho miles también.
Primera noche de frío en el lodge. Estamos a poca altitud aún pero el sitio es sombrío y hace una rasca guapa guapa. Toca usar saco potente. Ya estamos en la fase “beber té-mear” y eso implica levantarse como tres o cuatro veces a mear por la noche, con el fresquito. Será la tónica de todas las noches, porque además en la cena siempre hay sopa!

4/11 Monjo – Namche Bazar

Namche es la población principal del valle, punto de comercio en la ruta al Tibet. Todo lo que llega sube en yak, dzo o a la espalda de alguien, pero hay mucho tráfico hasta allí. Y además con una ruta dura dura porque después de cruzar el río, hay una subida de unos 500 metros de desnivel totalmente a saco hacia arriba, haciendo un poco de caracol pero que para un porteador debe ser matador.

Puente a Namche

El puente nuevo arriba, sobre el viejo

Everest

Primera vez que vemos el Everest (8.848m), por detrás de la carena del Nuptse (7.861m) que está tapado por el árbol

Y así se llega a Namche. Está colgado en lo alto a 3440m aprox, beneficiándose de agua que viene de los glaciares y unas vistas de impresión en cualquier dirección que mires.

Entrando en Namche Bazar

Entrando en Namche Bazar

Es el lugar de comercio, tiendas y más tiendas que tienen de todo: material de montaña, parafarmacias, material de higiene, comida, bebida, bares de todo tipo, …

La primera parada es el Sherpa Barista Bakery & Café, un bar con wifi gratis -importante- donde nos regalamos una hamburguesa de pollo. Es una fiesta para nosotros que ya llevamos unos días a base de pasta y arroz. Sigo con el regimen abstemio total 🙁

Momento wifi

Momento wifi!!! después de la desconexión total de sólo un par de días…

En el hotel teníamos habitaciones más lujosas de lo habitual, con lavabo y ducha en la habitación. La verdad que esos pequeños lujos se aprecian mucho cuando no los tienes y de golpe están ahí 😉

Una vez afincados subimos a un mirador un poco más arriba de Namche donde ver bien todas las cimas de alrededor, con la ciudad abajo. Hay una cima sagrada justo ahí cuyo acceso está prohibido pero no recuerdo el nombre.

Del otro lado del valle un picacho potente, potente. Nos enseñan a lo lejos las edificaciones que se suelen acceder en helicóptero, porque a pie es una matada guapa.

Namche Bazar

Namche Bazar y uno de los picos al fondo

En Namche, con el grupo que somos, pues por supuesto toca compras!! encontramos la tienda Sherpa Gear, una marca local nepalí que está muy bien de precio y tiene productos bien acabados. Todos picamos, algunos compran plumas, otros forros, guantes, etc, etc.

Y por supuesto los recuerdos típicos de ahí tipo gorro del Island Peak, parches y similares.

5/11 Subida al Everest hotel view

 

Inmensidad encima de Namche

La inmensidad de las montañas a nuestro lado, sólo unos metros por encima de Namche

Hacemos una ascensión hasta un hotel que tiene vistas al Everest y Lhotse. La verdad que el bar sí tiene vistas pero en realidad están mejor desde el camino unas cuantas curvas más atrás.

¡¡¡Hacemos fotos por doquier!!!

Está todo a la vista: Taboche (6.495m), Everest (8.848m), Nuptse (7.861m), Lhotse (8.516m) y Ama Dablam (6.812m). Locura frenética con empacho de picos 😛

Vistas Everest

Taboche, Everest, Lhotse y Ama Dablam antes de llegar al hotel

Everest Hotel view

Vistas desde la terraza del hotel: Everest, Lhotse y Ama Dablam
Aprovechamos ahí para hacernos foto de grupo todos con las camisetas de la agencia que nos han regalado. Por lo visto no transpiran mucho pero el diseño está bien.
El resto del día de compras.

Namche desde arriba

Namche desde arriba

6/11 Namche Bazar – Deboche

Este día seguimos por la ruta mega frecuentada, todavía coincidiendo con la ruta del campo base del Everest. La zona tiene polvo y más polvo, incluso arena fina como la que encontramos en nuestras playas. Me dice alguien del grupo que es que estas montañas se formaron sobre sedimentos de corales y por eso hay tanto polvo.

Si vas por la zona imprescindible una braga, o incluso una mascarilla al efecto. Todos los porters y en especial los que llevan yaks van con su braga colorida de rigor protegiéndose de respirar más polvo del que toca.

En algunos tramos veo gente que no sabe caminar por montaña, de esos que se encallan en una bajada porque hay un par de piedras y no saben dónde meter los pies para avanzar, y me pregunto ¿¿dónde se creían que iban??

Pues eso, si no tienes costumbre de ir por montaña y quieres hacer un trekking así, el típico el del campo base del Everest, sobretodo empieza a ir por Pirineos antes, a hacer desnivel para que el cuerpo se acostumbre a patear distancia con subidas, y en terreno abrupto. Vas a estar muchos días caminando y peleándote contra la altitud y la falta de oxígeno, sólo te falta añadir retos adicionales 😉

Además hay etapas que se suben bien unos 800m de desnivel positivo. Para quien no tiene costumbre un día se puede hacer el esfuerzo, pero al día siguiente estarás molido.

En esta etapa se hace una larga bajada hasta Phungi Thenga al fondo del valle para cruzar el río y volver a subir hasta Tengboche. Ahí está uno de los monasterios budistas más importantes, el típico que sale en las pelis de ascensiones a ocho miles donde van a que les bendigan.

Tengboche

No me suelo hacer fotos, pero bueno, venga aquí va una en Tengboche con vistas espectaculares

Nos dejan visitar la parte interior sin sacar fotos. Y la verdad que aquí lamento no haberle dedicado tiempo a la preparación del viaje. Mis nociones del budismo son limitadas y no puedo apreciar todo lo que veo en el interior del monasterio, aparte de pensar “qué bonito” 🙁

Pero bueno, tuve un mes de octubre cañero cañero con las dos empresas, dos ferias, etc.. yo mismo me justifico 😛

Tengboche

Monasterio de Tengboche

De Tengboche bajamos un poco hasta Deboche para dormir.

7/11 Deboche – Dingboche

Seguimos subiendo metros hasta otra población importante por el valle del Imja.

Dingboche

Llegando a Dingboche con Everest y Lhotse al fondo

Dingboche tiene unos cuantos lodge, tiendas y bar. Todo un complejo 😀

El lodge que nos toca es de los peores que pisaremos en todo el trekking. Los baños son tipo letrina, ya no hay agua corriente y hay que echarle agua de un bidón con un cazo, eso quien lo haga, porque en general el baño huele a muerte. Comida muy normalita, los tés un poco pobres de sabor.

Por cierto que desde un inicio nos aficionamos al ginger tea. Té con virutas de gengibre que es bueno para el estómago. Lo mismo con el tema del ajo, caen unas cuantas sopas de ajo para limpiarnos bien por dentro 😀

Las habitaciones están forradas de moqueta, pero al final resulta un entorno poco agradable porque acumulan mucho polvo, sin que sin embargo de tampoco mucho calor.

Algo muy chulo es cómo aprovechan la energía limpia. Tienen unos espejos que calientan teteras enormes con el sol, por convección. Molaban mucho.

Energía solar

Teteras con energía solar

Ama Dablam

Ama Dablam y la luna al fondo

Island Peak

Primera vista del Island Peak. Qué pequeño se ve al lado del Lhotse

 

8/11 ascensión hasta 5000m

El día siguiente siguiendo con nuestro plan de aclimatación subimos a un punto con vistas por encima de los 5000m. Y la verdad que las vistas valen la pena.

Subiendo a Dingboche view

Subiendo a Dingboche view

El camino al Everest

El desvío en Dingboche para ir al campo base del Everest

Island Peak y Makalu

Island Peak (6.189m) y Makalu (8.463m) muy muy al fondo

Katrin y yo somos trailrunners, y no podemos evitar hacer un buen tramo de bajada trotando. Con lo que cuesta subir, peleando para respirar aire, y la bajada como si nada. Manda guevs!!

9/11 Dingboche – Chukhung

Dzos

Nuestros Dzos

Otro día de transición. Pero hoy se abren las vistas por el valle. Island Peak siempre presente debajo del paredón Sur del Lhotse, pasando por debajo del Ama Dablam.

Island Peak

Island Peak al fondo del valle

Chukhung ya no es un asentamiento, sólo unos cuantos lodge para los que están de trekking.

Lhotse desde Chukhung

Pared Sur del Lhotse desde Chukhung

10/11 Ascensión a Chukhung Ri

Chukhung Ri es una cima de 5.550m que está justo encima de Chukhung. Son casi 900m de desnivel positivo subiendo a una altitud a la que no hemos estado nunca antes. Bien para aclimatar.

Como siempre toda parada supone un buen rato de publireportaje desde todas las cámaras que llevamos. Yo soy más de paisajes, otros prefieren salir ellos mismos.

Pero esta foto conmigo sí quedó bien 😀

Ama Dablam

Vistas a Ama Dablam subiendo a Chukhung Ri

La subida es lenta de narices, porque ya estamos sufriendo que sólo hay un 50% de oxígeno a esta altitud. Un pasito detrás de otro, concentrado en la respiración. Y así se va haciendo camino. Además la pendiente es potente, subimos 900m en 2.7km!!

Aquí siento por primera vez en este viaje los efectos del mal de altura. No tan bestia como cuando estuve en Perú, pero sí se me va un poco la cabeza, y tengo como pequeños mareos.

Me sienta muy mal la pérdida de control así, mal en cuanto a estado de ánimo. Sobretodo porque el tramo final es algo rocoso de usar pies y manos, todavía andando, no es grimpar, pero que necesitas tener equilibrio.

Voy haciendo pausas y sigo para arriba. Pero llego a cima con pocas ganas de celebrar nada. Más bien de tirar alguna foto de rigor de las mega vistas y bajar rápido para encontrarme bien de nuevo.

Por lo visto no soy el único que le pasa algo así, pero de eso me enteraré más tarde.

Lo guapo de Chukhung Ri son las vistas, porque ves el valle de los que van al campo base del Everest por un lado, ves la pared del Lhotse y el Island Peak perfectamente, y al fondo al oeste, lejos al fondo, otro ocho mil: el Makalu.

Preocupado porque de 5.550 hasta 6.189m aún hay mucho por recorrer, y sólo quedan un par de días!

Island Peak desde Chukhung Ri

Island Peak desde la cima de Chkhung Ri

Ama Dablam

Ama Dablam desde Chukhung Ri

11/11 Chukhung – Island Peak base camp

Chukhung

En Chukhung antes de salir

Es uno de los días más suaves, unas 3h de caminar incluyendo pausas y sólo subimos 440m. Se va siguiendo la morrena hasta llegar al campo base que está al lado del lago Imja. De hecho el valle, el río, el lago y el pico tienen el mismo nombre. Island Peak es Imja Tse en local.

Los ingleses que tienen la manía de cambiarlo todo 😛

Hacia el campo base

Subiendo al campo base por el valle

El campo base está a 5.100m de altitud. Pero la verdad que me encuentro bien ahí. Como vamos de señoritos cuando llegamos ya tenemos las tiendas plantadas, y una gran tienda para las comidas.

Campo base

Campo base del Island Peak – Imja Tse

No hay agua ahí mismo y la tienen que ir a buscar. Hay unos pájaros como perdices gordas por su plumaje protector que aparecen por ahí durante el día. Están protegidas, porque si no no veas, apetitoso manjar jeje.

12/11 Día de formación

Durante el día, cuando sale el sol, puedes estar incluso en camiseta si no hace viento. Pero en cuanto se pone la cosa cambia de verdad. Pasas a temperaturas bajo cero rápidamente.

Y estos días de campo base son de los de estar en el saco muchas horas. Pero con la cabeza puesta en aclimatar todos los días anteriores, hemos estado bebiendo y meando sin parar. Por la noche no es nada agradable tener que salir del saco al fresquito nocturno para vaciar.

Maniobras campo base

Preparándonos para las maniobras

Un buen consejo, llévate una botella de Aquarius para el viaje. Las botellas que encuentras en el valle tienen todas el cuello muy pequeño y no sirven para mear sin salir de la tienda, sin correr el riesgo de salpicar todo lo que pilles 😉

Maniobras

En plenas maniobras: rapelar y remontar cuerda

Las maniobras fueron simples. Instalaron un par de largos de cuerda fija al lado del campo base y estuvimos viendo cómo rapelar por ella, y cómo nos iban a llevar en el tramo de arriba. Qeu básicamente era que el guía se anclaba a cuerda fija con un Jumar y a nosotros nos llevaba atados en potencia con otra cuerda.

También probamos el Jumar, ya que estábamos, aunque no hacía falta. Yyo tenía un Ropeman e hice tres cuartos de lo mismo con él para remontar.

13/11 Ascensión al Island Peak o Imja Tse

Nos despertamos a la una de la mañana, desayuno y salida a las dos. Hace frío, porque esta noche hay algo de viento.

Primero se sigue bordeando el lago unos 20 minutos y después ya tiras para la izquierda rampa arriba en un tramo bastante tieso. El frío es tremendo. Yo que soy caluroso voy con una térmica, el plumillas fino y un gore encima. Arranco con guantes finos pero me tengo que poner sotoguantes y los de alpinismo al cabo de poco.

Montse que es muy friolera va con todo lo que tiene puesto al cabo de nada y aún así pasando frío. Y empezamos a tener bajas. Montse se queda atrás. Salió muy estresada porque iba tarde, y luego estaba como con un ataque de ansiedad, no respiraba bien. Iba muy lenta, etc.

Nuria también decidió darse la vuelta más arriba, Katrin vomitó también y yo, pues se me iba la cabeza. Todos variantes del mal de altura.

La ascensión no es ni mucho menos fácil. Hacia 5500m empiezan a haber pasos de grimpada. Y yo empiezo a notar los efectos del mal de altura. Se me va la cabeza, le digo a Anup mi guía que mi cabeza está “dizzy”. Y estoy en un tramo con barranco al lado. Sitio expo donde no mola nada ver que pierdes el control. Así que me quedo clavado, me tomo un ibuprofeno y me pongo a respirar hondo en un intento de encontrarme mejor. Pero obviamente no pasa nada.

Y al cabo de unos minutos, muy a mi pesar, decido dar la vuelta. En el rato parado ya estoy temblando de frío. ¡Puta rasca!

Y bueno, los guías se reagrupan y Katrin también se baja conmigo porque no ha mejorado. Llegué a 5.600m. Parece increíble que sólo subir 500m tenga tanto efecto después de haber estado durmiendo bien a 5.100m. Pero es así, tan solo hay un 3% menos de oxígeno en ese cambio de altitud, pero suficiente para ir jodido!

Si te interesa aquí explican bien la proporción de oxígeno vs la altitud, que no disminuye de forma lineal.

La altura y el oxígeno

Estaba un poco acojonado por tener la cabeza medio ida, sabiendo que tenía que desgrimpar todo lo que había subido. Pero en realidad es siempre la cabeza la que te juega una mala pasada. Se bajaba seguro con tan solo ir sentado y moverse poco a poco. Bajas unos metros y ya se va el efecto del mal de altura, es un poco flipante pero es así.

Island Peak

Bajando del Island Peak con los pasos en roca más arriba

Bajando

Bajando, jodidos pero contentos…o al revés 😛

Estuvimos unas 5h fuera entre subir y bajar. Los cinco que siguieron llegaron como a las cuatro de la tarde. Ascensión de las largas, con de todo. Pasar una grieta por una escalera, subir varios largos en una pared con tramos a 60 grados. Echaron de menos el segundo piolet. Vamos, que la ascensión esta la pintan de trekking pero no. Bueno, en realidad hace falta permiso de “climbing” que en inglés es muy genérico como término.

De vuelta al campo base, dormir un poco más calentito en el saco. Luego comer algo y beber y a esperar al resto.

14/11 Bajada a Panboche

Por la mañana desmontamos el campamento y nos fuimos para abajo. Al ser en bajada las distancias eran más largas.

Lhotse y yaks

Lhotse y yaks al fondo

Hicimos 17k en 7h30, y de hecho en la primera pausa en lugar civilizado nos tomamos la primera cerveza. De 600ml a 8€ cada una, pero es que las suben a la espalda qué se le va a hacer!

Cerveza!

Cerveza y Pringles!

 

Atardecer

Atardecer camino de Panboche

Atardecer en el Lhotse

Atardecer en el Lhotse

15/11 Panboche – Namche Bazar

Helicóptero en Tengboche

Helicóptero en Tengboche…estropeando el paisaje con un par de guiris con pasta…

 

Brillo

Todo lo que brilla es una parada en el camino 😛

Bajamos 12k más para llegar a Namche. Lo bueno es que Namche Bazar está provista de todo tipo de lujos, siendo la población principal del valle.

Y eso se tradujo en pegarnos una fiesta nocturna en el Liquid Bar. De DJ tuvimos a Josep, un amigo andorrano que fuimos encontrando en diferentes sitios durante todo el viaje.

Tirando de tarjeta de crédito, pues fue una fiesta!

Otro lugar de lujo era la tienda de Sherpa Gear. Compré un par de plumas que han resultado bastante buenos, fabricación local a buen precio. En Kathmandú por lo visto también están pero bueno, fue visto y pillado sin esperar a tener que buscar más adelante.

16/11 Museo y bajada a Monjo

Visitamos el Sherpa Museum que tenía una parte dedicada a la cultura Sherpa y sus tradiciones, con una casa de ejemplo de cómo vivían antes de la modernización. Y otra parte dedicada al himalayismo con el Everest como protagonista principal.

Museo Namche

Sherpa Museum en Namche

Stupa

Stupa en el Sherpa Museum
Después de la visita comimos una hamburguesa de pollo, que para nosotros era com un gran manjar por ser algo diferente de la comida habitual, y tiramos para abajo hasta Monjo.

17/11 Monjo – Lukla

Último tramo caminando del viaje. Se deshace lo visto a la ida así que no hay mucho que contar.

Gas en mulas

Ya sabes cómo llega el gas a Namche!

Puente nepalí

Un puente nepalí más

Por la noche nos metemos carne de Yak en el cuerpo, aunque más tarde nos enteraremos que en teoría no se pueden matar, y que se utiliza la de muertes accidentales.

18/11 Vuelo Lukla – Kathmandú

Aeropuerto

Trámites en el aeropuerto..llevaremos sobrepeso?? claro que sí!!

El despegue de Lukla es acojonante. El avión frenado arriba de la pista, que no ves porque hace bajada, pone los motores a tope de revoluciones. Y de repente suelta frenos. Vas directo a un barranco y ya puedes coger velocidad rápido.

En la pista

Entrando en pista

En la avioneta

En el avión
El resto del día estuvimos de compras y comiendo carne a lo bestia jeje.

Despegue filmado el primer día al llegar

19/11 Visitas a monasterios y parques

Día de visitas por Katmandú. No es el tipo de actividad que me interesa más así que lo paso rápido.

Monasterio hindú

Monasterio hindú

Lo más interesante era la ceremonia de inauguración de tres días que estaban haciendo en la stupa recién reconstruida después del terremoto.

Stupa

La gran stupa de Katmandú

Katmandú desde arriba

Vistas de Katmandú desde la parte más alta, en el parque de los monos

Parque de los monos

Los monos

Por la tarde visitamos la parte histórica del centro de la ciudad, que sigue derruido.

Me hizo gracia ver la imagen de Kali, que pensé que tenía relación con el nombre que le pusieron a Kali Linux, la distribución que usan los hackers, pero por lo visto nada que ver.

Diosa Kali

Foto diosa Kali en Katmandú

Centro Katmandú

Aún hay restos por arreglar en el centro histórico del terremoto

 

20/11 Vuelta a Barcelona

Si vuelas con Qatar Airways hay una visita guiada a Doha en autocar com un visado especial, todo gratuito.

La verdad que la pillamos de noche y con cristales tintados, con lo cual no se veía gran cosa. Lo peor fue que nos dejaron en el mercado durante 40 minutos. La gran actividad del tour, y nosotros ya llevábamos dos días de compras por Katmandú así que me sobraban del todo.

Doha

Doha de noche

No lo recomiendo, salvo que estés realmente aburrido. Son 2h30 de tour más la hora que tardas en cruzar inmigración para salir con la cola que hay.

De día seguramente puedas ver la ciudad y los edificios. Tú mismo.

Everest, la película

By | alpinismo, Uncategorized | No Comments

Everest, la película

La verdad que no la he encontrado nada comercial, con lo cual si te gusta la montaña está bien, mejor en 3d seguro.

Y por una vez no salen grandes barbaridades, al menos desde el punto de vista de un alpinista no himalayista 😉

También hay que leerse el contrapunto sobre la historia aquí, para variar:

http://www.ew.com/article/2015/09/25/thin-air-author-jon-krakauer-not-fan-everest

 

Y más detalles aquí, la polémica ya existía antes e la película: http://desnivel.com/expediciones/10-de-mayo-de-1996-la-gran-tragedia-del-everest

Travesía en los Alpes – Chamonix

By | alpinismo, Uncategorized | No Comments

Hace ya unos cuantos días a finales de julio, estuve con Alex de travesía por glaciares en Los Alpes.

 

El sábado salimos desde su casa en Montpellier, bien pronto, alucinados por lel atasco bestial que había ne la autopista a las siete de la mañana!! en dirección contraria, a por el sol…por suerte para nosotros.

 

Pero no pienses que nos libramos. Al llegar a Chamonix los que iban al túnel del Montblanc tenían 1h30 de espera, y la cola llegaba hasta la carretera afectando a los que iban a Chamonix. Vaya tela!!!

Argentière y Aiguilles Rouges

Bueno, de ahí a Argentière y como somos muy machotes 😛 no cogimos teleférico y salimos a pie desde le mismo Argentière después de comer bien, por supuesto. Algo tarde, era la una y pico y la cena en el refugio de Argentière (2..771m) supuestamente a las siete.

Se nota que he estado corriendo por montaña y que ayuda a la forma porque tiraba más en la subida, aún yendo cargado. Y eso que del peso he perdido la costumbre. La primera parte hasta el refugio de Lorgnan la hicimos bastante rápido, cerca de hora y media. Nos tomamos algo y seguimos para arriba.

Refugio de Lorgnan, principio del glaciar

La parte siguiente ya es más liosa, subes un poco más bordeando la parte más rota del glaciar por roca, todavía hay turistas por ahí admirando las vistas. Y luego ya te metes en el glaciar en un tramo plano. Como a Alex le gustan los glaciares rápidamente acabamos por en medio pisando hielo con toppings de piedrecitas y rocas. No hace falta crampones ni encordarse, que es todo muy obvio. Las grietas se ven a distancia…

Después hay otro momento donde el glaciar se pone convexo y está totalmente roto. Tienes que ver el glaciar como un fluido muy denso, va cayendo a un ritmo muuuy lento, en las zonas cóncavas hay más presión y menos grietas, en las zonas convexas se rompe por todas partes porque la parte de abajo cae más rápido, a su ritmo también claro 😛

En el glaciar de Argentière

El mismo mapa ya marca el camino, hay que meterse de nuevo en rocas para rodear esta parte que no parece nada franqueable. Marcas amarillas gigantes que marcan una escalera que sube unos cuantos metros..

Es de esas que no me gustan, muy fácil porque es una escalera pero expo porque como te caigas…uy

La escalera

Después de flanquear bastante por roca y destrepar volvemos a estar en el glaciar. Si vas a ir por ahí, sobretodo, mantente por la derecha. Se ve evidente que tiene menos pendiente y está menos roto. Por dónde fuimos nosotros? obiviamente por la izqueirda y acabamos en un mar de roca y hielo roto, perdiendo el tiempo de mala manera. Al final por fin apareció el camino, marcas amarillas de nuevo. El refugio está como escondido, subes por el camino sin haberlo visto aún. Como para ir perdido por ahí…

Total que llegamos a las ocho y pico, en unas 7h en total más que las indicaciones de lso carteles. Suele pasar cuando sales del camino en mi opinión. Debimos hacer unos 1700 o 1800m de desnivel positivo, con mochila con arnés, cuerda, crampones. Nada acostumbrado.

La guarda del refu conocía a Alex y le dice “tarde, como siempre”…no haré comentarios 😛

Pero nos dio de cenar. Nuestra intención era pasar por el col de Chardonnay hasta el refugio de Trient, para más adelante volver a Francia al refugio Albert 1er. Pero la guarda puso el grito en el cielo con ese collado. Muy peligroso por caída de piedras.

Los Alpes están muy secos este año, de hecho han cerrado al ruta normal a Gouter porque en el couloir aquel que los catalanes llamamos la bolera porque caen piedras aleatoriamente, ahora ya es francamente peligroso cruzar. Refugio de Goûter nuevecito recién hecho, y cerrado. Ay…

 

Tuvimos debate esa noche y también por la mañana, entre si ir a mirar al collado o bajar directamente. Hay cuatro gatos en el refugio de Argentière, al verdad, porque es un poco cul de sac si por ahí no se puede pasar.

Grandes Jorasses al fondo

Al final por la mañana decidimos bajar. Esta vez usando teleférico. Son 4h30 hasta llegar al teleférico. Luego decidimos abajo qué hacer.

De vuelta, antes de griimpar por la roca

Como teníamos reserva en Trient decidimos hacer jornada a saco y llegar hasta el refugio pasando por el Albert 1er. Esta vez con todos los teleféricos posibles. De hecho nos comemos un bocata en el mismo trayecto para ganar tiempo. El Albert 1er es el refugio más concurrido por turistas de todo el valle, porque se puede llegar andando por camino de tierra y rocas y e quedas encima del glaciar con vistas bien impresionantes. Vamos que el refugio es ahora un restaurante a la carta!

Montblanc desde el valle

Otro momento de crisis, Alex quiere meterse por el glaciar porque lo ve más directo, pero está roto de cojones, al final acordamos ir a buscar el camino más arriba cruzando a través por la morrena porque ya nos hemos salido del camino. Y luego el tramo siguiente es una autopista. Hay una traza por la nieve de la ostia, aunque se cruzan algunas grietas que dan yuyu por su exagerada dimensión y su profundidad indiscernible. uuuuy

Alejados del camino…

Aquí no cabe decir que vamos encordados full equipe!!!

Antes del col du Tour

Hacemos otra cagada, en vez de coger el col du Tour superior, por donde va la mayoría de traza, nos vamos a buscar el normal porque se supone que es más plano y menos lío. pero al llegar nos encontramos que no hay nieve suficiente y tiene un hoyo de unos veinte metros de profundidad, infranqueable.  Flanqueando a la izquierda, y grimpando por roca protegiendo con cuerda conseguimos pasar…pero bueno…alguien ya había pasado por allí pero tenía el riesgo de no saber qué había detrás. Riesgo de ser una liada y llegar tarde a cenar, más que nada 😀

Por suerte fue cojonudamente bien, y entramos directos en el glaciar. Largo glacar casi plano hasta el refugio.

Glaciar de Trient

Ahí cometimos el error de estimar que estaba cerca y no comer, con lo cual estuvimos cruzando, con el coñazo de los monticulillos que hace la nieve fundida que te hacen la pisada inestable. Y si ya tienes signos de cansancio como en nuestro caso se vuelve un coñazo. Luego ya traza, subir al refugio por el camino,etc. con viento muy bestia!!

Al final llegamos para sentarnos a cenar, 12h de pateo en total. Uf.

Pero con desnivel, glaciar, mochila pesada, etc…que nos dejó trinchados. Alex se va a dormir al poco de cenar. Yo me quedo a estirar un poco, pensando en el día siguiente. Cura de sueño salvaje, levantándonos para desayunar a las siete.

El tiempo sigue fatal, con viento fuerte y los picos tomados por las nubes. Así que descartamos la Aiguille du Tour que estaba en el plan desde el principio, con ida de dormir luego en Albert 1er.

Volviendo por el glaciar de Trient

Hace rasca, mucho viento

Y simplemente cruzamos por el col du Tour Superior que es bien sencillo hasta llegar al refugio Albert 1er. Como es pronto cancelamos reserva y nos bajamos al pueblo. Y qué toca cuando bajas de una excursión a la civilización??? COMER!!!!

Col du Tour superior. Parece vertical pero es fácil

Bajando al refugio Albert 1er

Y después de eso ya volver a Montpellier y al día siguiente a Barcelona.

La verdad que hacía mucho pero mucho tiempo que no me metía por glaciares. El primer día no me sentía nada suelto, luego mejor. Enseguida perdí la noción del tiempo, no sabía qué día era. Qué placer!!!

Porque en realidad varios días de vacaciones los he dedicado a currar con nuestro gimnasio LynxCross que ya puedes visitar y usar 🙂

Y esto ha sido una desconexión total. Me encantan los Alpes!