Fin de semana extraño.

Salimos Sandra, Jordi y yo. Hubo una baja por el camino.

Plan era ir a Andorra a hacer ferratas un día y el Tristaina el otro.

Llegamos a Andorra con lluvia. Y así seguirá toda la noche. a la mañana siguiente nos despertamos bajo la lluvia, y lo que es peor, con ráfagas de viento. Pienso que ya había colgado los esquís de montaña y sería una buena ocasión para usarlos de nuevo. Porque estamos en el parking delTarter y apenas 100m más arriba está nevado. Lo malo era el viento.

Parking del Tarter

Lo peor de todo es que al subir consulté la meteo andorrana y daba buen tiempo :S

Total que decidimos irnos para la Cedanya. Al llegar por allí nos encontramos con sol, mismo viento pero sol. Toca improvisar.

Plan sencillo para el primer día. Subimos a la estación de esquí de Lles, paseo de hora y pico, comer algo y volver. Las vistas son bonitas, debajo de la Tossa Plana de Lles.

Por la tarde subimos a Prat d’Aguiló por la larga pista que sale de Martinet. ¡Qué largo que se hace!!

Atardecer en el Cadí

Aparcamos más abajo del parking. Y por la mañana subimos al Comabona por el pas dels Gosolans, y volver.

Como sólo llevaba bota rígida pensando en encontrar nieve en Andorra, probé a hacer la ascensión con las fivefingers. Sensación buena de subida, pero a media bajada empecé a notar molestia en los metatarsos.

Cima del Comabona

Los pies se tienen que curtir un poco más…

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: