Semana Santa skimo en Panticosa

Ibón de Campoplano

Esta Semana Santa salí con gente de la UEC de Gràcia a hacer una travesía partiendo desde los Baños de Panticosa.

Nos juntamos diez personas: Ferran, Oriol, Aina, Anna, Cristina, Gabriel, Marc, Xavi, Jordi y yo.

La intención era hacer esta ruta circular de tres días, bien reseñada por el Komando Kroketa, haciendo noche en Respomuso y Wallon.

Salida Casa de Piedra

En el parking de la Casa de Piedra

Nuestros tiempos algo parecidos, de hecho nuestro grupo es bastante heterogéneo en cuanto a forma física…

Tardamos unas 7h en llegar al refugio de Respomuso, con un día bien tapado que no nos dejará disfrutar de las vistas. La parte final se hace dura porque hay que bajar, poner pieles de nuevo para remontar hasta el refugio que no llega nunca 😛

Refugio Respomuso

Refugio Respomuso

Había estado hace años en Respomuso pero no recordaba. Ahora lo que me queda es algo más bien desagradable…y hablo estrictamente desde el punto de vista de como me sentí yo. Poca amabilidad, comida más bien escasa en bandejas individuales, en la cena nos dieron una longaniza que sabía extraña pero nos la comimos por suerte sin mayor efecto posterior. El desayuno también justo, que salimos a hacer actividad, leche!! y a eso se sumó que habían tenido algún tipo de escape de agua y había humedad por todas partes.

Al día siguiente ruta hacia el Wallon. Sólo salir y bajar un poco cruzamos el Ibón de Campoplano, por en medio que parece todo muy sólido. Eso sí, algo separados porsiaca 😛

Ibón de Campoplano

Ibón de Campoplano

Y ahora toca subir y subir. Otro día tapado, el grupo se partirá en dos antes del Collado de Aragón, porque la verdad no apetece subir al Pico Cambales para no ver nada. Seguimos collado abajo con ciertas dudas por la falta de visibilidad.

Hasta ahí había estado usando mi Suunto….haciendo el track y en modo navegación a la vez. Y murió. Tengo que decir que lo tuve en pausa por la noche, y quizás gastaría más batería de la cuenta que si hubiera parado la navegación definitivamente. Todavía aprendiendo…precisamente era la ocasión buena para probar, bien acompañado 😀

Collado de Aragón

Sin visibilidad en el Collado de Aragón

Seguimos hacia abajo por pendientes con nieve variable, tendiendo a húmeda y pesada a medida que bajamos. Algún tramo se hace duro. Hasta el Wallon.

El Wallon es la fiesta del esquiador. Se llega en 2h30 desde el parking del lado francés y hay franceses que vienen a pasar el día a patadas. Vemos material antiguo que nos regala los ojos, sobretodo para aquellos que empezaron a hacer skimo bien antes que yo y lo habían usado, les viene la nostalgia jeje.

En el Wallon, pese a tener 120 personas esa noche, el trato es exquisito. Y la comida lo será también.

Importante: si duermes arriba del todo el techo no aísla demasiado y hace una rasca importante. Yo dormí con saco de seda y dos mantas, algo encogido, pero por lo visto mis colegas alrededor se tuvieron que poner el plumas además de las mantas. Toda la noche con viento y lluvia, duermo con tapones del ruido que hace.

Saliendo de Wallon

Saliendo del refugio Wallon, hacia Arratille

Al día siguiente cuando nos levantamos está lloviendo, y nos volvemos a echar un rato después de desayunar, para hacer tiempo porque la previsión es que se arregla el día. Al cabo de un buen rato ya empieza a verse algún claro, y nos vamos aunque está el cielo muy feo. Resultará ser el mejor día, con sol bestia (y me quemaré la cara, luego toda la semana oyendo a gente metiéndome la bronca uf). Subimos hasta el collado de Arratille, donde se ve de cerca el enorme macizo del Vignemale. Fotos de rigor!!

Collado de Arratille

Llegando al collado de Arratille, vista atrás. Por fin se abre!

Vignemale

El grupo con el Vignemale al fondo

Luego flanqueamos un buen rato hasta volver a subir en dirección al Pico Baciás, que culminaremos aunque suponga un ligero desvío. Vistas a Penya Telera guapas, guapas. Me acuerdo de cuando hicimos la Diagonal años atrás y la pillada que hicimos!

Peña Telera

Peña Telera desde Pico Baciás

Pico Baciás

Pico Baciás con Vignemale al fondo

Después ya sólo nos queda la bajada hasta Baños de Panticosa. Con nieve crosta bastante complicada. Será la tónica general, nieves cambiantes y difíciles de esquiar.

Nos juntamos con todo el grupo a comer a lo grande en Biescas, pero nosotros nos volvemos a dormir a la Casa de Piedra.

Objetivo: el Garmo Negro (3.064m)

Otro día donde el tiempo no acompañará. Llovizna primero, nevando después y sin visibilidad, decidimos salir a probar esperando que la previsión de mejora se cumpla.

Porteamos esquís unos buenos metros entre bosque y barrancos, quizás 300m, y luego ya nos calzamos. Pasamos un tramo donde la visibilidad mejora, hasta el punto de pensar que igual el día se arregla. Pero nada, volvemos a no ver nada y siguiendo una traza nos metemos por un pequeño murete entre unas rocas.

Llegados ahí, no vemos claro para dónde tirar. Pues no se ve nada. Tampoco recordamos que hubiera nada complicado para subir.

Esperamos un poco a ver si escampaba pero como no se arreglaba la cosa, decidimos dar la vuelta. Estábamos a 2.300m, aún quedaba!

Fue una buena decisión de hecho, porque viendo las fotos del Garmo Negro después, se ve claramente que nos estábamos encigalando por donde no tocaba!

Cuatro días guapos guapos, de esos que no hacía desde tiempo, porque últimamente he estado haciendo salidas de un día.

 

Aquí va el track incompleto, sólo el primer día y medio. La ruta entera está disponible en la web del Komando Kroketa, he puesto el link arriba.

 

PD: he subido las fotos a tamaño original. Las puedes ver clicando encima.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: