Bajando del Cerví de Durro

Sigo con retraso con el blog. Esta crónica es del fin de semana del 9-10 de abril.

Salimos un grupo numeroso de la UEC de Gràcia en varios coches porque en mi caso subo el sábado por la mañana con Carles.

Debatimos si desayunar de camino o buscar en la zona, y pensamos que es mejor allí que así ya no tenemos que preocuparnos por lo que nos quede por conducir.

Problema, que la estación de esquí ya está cerrada, ni pensé!!

Hace dos semanas había nieve de sobra, estas cosas que tiene la economía, que es más difícil alargar la temporada que cerrar.

A las 8h todo muerto en Barruera, Boí y Taüll. Nos encontramos con el grupo y decidimos probar suerte de vuelta en Barruera, donde un horno hacía pinta de abrir.

Y hubo suerte, a las 8h30 abría 😀

Para los que aún usen esquís…importante. Los locales sí abren pero más tarde porque ahora ya se enfocan sólo en los que vienen a ver el románico. Y nadie madruga!

Nos vamos hacia el Pas de Llevata pero hacía tanto viento y poca visibilidad que nos dimos la vuelta ahí mismo. Bajamos de nuevo a la estación como podemos sin ver nada con nieve crosta a ratos, etc.

Bajando del Pas de Llevata

Bajando del Pas de Llevata. Sin visibilidad y nieve crosta

Una vez abajo parece que el tiempo mejora y decidimos subir hacia el Cerví de Durro. La intención era quedarse antes pero al final unos cuantos tiramos hasta el Cerví. El viento nos castiga durante toda la subida, que es por la carena. La mejor bajada es desde ahí hasta el coll d’Erta porque la nieve está como una piedra! y se esquía bien.

Carena Cerví de Durro

En la carena del Cerví de Durro

Vistas desde el Cerví de Durro

Vistas subiendo al Cerví de Durro

Vistas desde el Cerví de Durro

Vistas desde el Cerví de Durro

Bajando del Cerví de Durro

Bajando del Cerví de Durro, con buena nieve

Luego tendremos de todo, algo de polvo acumulado a sotavento, crosta endurecida por el viento y más abajo primavera. Es lo que toca en esta época del año.

En total nos salieron unos 1.100m+ que ya está bien para arreglar el día. El track aquí.

Por la tarde fue la fiesta de la cerveza particular. nos quedamos en una cervecería en  Taüll que tenía de todo, todas las marcas. Probando, probando, me metí 4!! 😀

Ya comimos y cenamos ahí mismo.

El día siguiente volvimos de nuevo a la estación de esquí. La previsión era más chunga, y de hecho el viento ya soplaba sólo salir del coche. Unos cuantos deciden quedarse y cuatro tiramos para arriba a estirar las piernas más que nada.

Día feo

Hace un día bien feo

Salimos por el barranco de Collbirós, buscando refugio del viento, pero no llegaremos al collado porque el viento está persistente y no hace ninguna pinta de mejorar. La nieve de bajada bastante mala, mucha crosta de nuevo, y con cambios imprevistos que nos hacen caer a más de uno 🙁

Track aquí.

 

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: