Vacas en el Taga

El fin de semana pasado, el último de febrero, estuve con Natalia por Ribes de Freser.

Plan tranquilo sin esquís 😉
Salimos el sábado tarde desde Barcelona. De hecho entre desayunar, llegar al piso y descargar terminamos saliendo de Ribes de Freser a la una y media. El plan: subir al Taga.

Salimos por el Camping Vall de Ribes, que tiene un sendero recto arriba y por el cual he pasado más de una vez en distintas modalidades sea de excursionismo o de trailrunning.
El Taga es una cima que te obliga a ganártela partiendo desde Ribes porque son 1.100m positivos en una distancia corta. Fuertes pendientes que te machacan las piernas…
El paso por el Camping está cada vez más complicado, porque han vallado un camino para no sé qué tipos de eventos de acampada. Pasado esto ya es seguir por la vía natural desde este lado.

Subir y subir y subir….jeje

Vacas en el Taga

Vistas a la Vall de Núria

Hizo un día estupendo.

Natalia no suele hacer alta montaña pero como es socia adicta de LynxCross va sobrada de resistencia.

Repechón del Taga

Vistas al repechón, que es una falsa cima

Al llegar a la pala aquella engañosa que parece que ya sea cima, pero no, aún queda un buen rato…nos encontramos ya nieve.

Y como no tiene experiencia en invernales ya empezaba a sufrir con la pendiente y la nieve.

De hecho al principio estaba más o menos blanda pero a medida que subíamos íbamos encontrando nieve más dura, e incluso alguna clapa de hielo fruto del viento que azota estos picos siempre.
Con crampones puestos ya fue otra cosa. La pala no tiene riesgo porque se aplana abajo y además había hierba, pero no deja de dar impresión por la pendiente cuando vas por nieve por primera vez. Olé por Natalia 😉

En mi caso como que acababa de renovar suelas de las botas de alpinismo iba bastante bien clavando cantos. Salvo algún tramo de hielo que tuve que rodear.
Como siempre ese repechón es engañoso y luego aún hay otro que te lleva a un tramo bastante plano hasta llegar a cima. En esa parte vimos llegar desde Pardines a dos trailrunners en bambas, en pantalón corto, subiendo por la cara norte. Olé sus huevos…no quiero pensar qué quedaría de ellos si resbalaran, pero parecían muy seguros de lo que hacían, a buen ritmo.

Más que nada que era nieve dura y una caída sin protección es como si te lijaran la piel.
En la cima unas vistas estupendas, con un buen día para ver Pirineos, aunque por desgracia no lo suficientemente claro como para ver Montseny, Montserrat y el Pedraforca. Que sé que están visibles.

Vistas al Puigmal

Vistas al Puigmal

 

Selfie de cima

Selfie de cima

La verdad que el dí se nos alargó y lo que al principio me parecía muy improbable, pillar noche, empezó a verse como una posibilidad!!! al final llegamos a Ribes que estaba oscureciendo, sin usar frontal por poco!

Aquí va el track en movescount.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: