El domingo 27/5 hicimos el Aneto con esquís.

Una experiencia que no había tenido hasta ahora por casualidades de la vida.

Subimos el sábado por la tarde, con parada obligatoria en Benasque para cenar. Y luego a dormir en Senarta…No había demasiada gente durmiendo allí, curiosamente.

Encantado con mis soluciones de movilidad. Pude seguir leyendo “1Q84”,  el libro que me tiene pillado en mi Kindle. Pero Amazon también tiene la aplicación para móvil así que tan feliz estuve leyendo tres cuartos de hora a costa de mi sueño porque nos levantamos a las cinco de la mañana!

Y en realidad el madrugón no fue suficiente porque la Besurta estaba a reventar.  Hablamos esta semana de la masificación en el Everest y sus consecuencias. Pues no veas en el Aneto!!

La Guardia Civil marcó zonas adicionales de aparcamiento con instrucciones de no aparcar fuera, que por supuesto la gente no respetó. Nosotros sí, claro. Cualquier día cierran el acceso en coche permanentemente. Los vimos por la tarde escribiendo papeles… Quizás eso disuada un poco. Y lo curioso es que todo es por ahorrarse andar dos cientos metros de nada, si es que vas a patear todo el día. No me digáis que viene de aquí. Bueno, es la naturaleza humana.

Viendo el percal tomamos la sabia decisión de salir con wambas. Gran acierto! 
Nieve pasado el refugio de la Renclusa.

Somos tropomil pero no me sorprendo después de leer el artículo sobre las masificaciones en el Everest.

Subiendo

Las tropas hacia el Aneto

El trayecto es largo de cojones. Seb, pese a estar super en forma corriendo, nota el hecho de no haber hecho altitud últimamente. El desentreno se paga, desde luego. Yo voy tirando pero el flanqueo por todo el glaciar me mata las ganas, de lo largo y coñazo que se hace. Estamos sumidos en la niebla pero como aquí lo importante es la bajada seguimos para arriba.

Portillon Superior

Portillón Superior

La antecima está a reventar. Increíble. Tenemos que  buscar un sitio pegados a otros para poder sentarnos. Vemos todo el tráfico en el paso de Mahoma y pienso “no para mí ”.  Hace pinta de haber cola para una hora, además del riesgo por cruzarte con gente desconocida cuyo nivel de experiencia desconozco. Es aquello de la cima ya está más que vista. Ahora toca disfrutar la bajada.

 AntecimaAntecima, a petar!

Paso de Mahoma

Paso de Mahoma, a petar.

Luego me enteraré que falleció un esquiador de montaña al cruzarlo, viniendo por el Estasen con esquís a la espalda una ráfaga de viento se lo llevó abajo. Triste suceso…

La bajada no fue desde luego la mejor esquiada del año. Pero tampoco es ya época de esquís. Se nos acaba la nieve bajando por Barrancs, bastante antes de llegar a Aigualluts. Suerte de las wambas!

Yo creo que caminamos casi dos horas hasta volver a Besurta. Oímos el helicóptero que va y viene sin parar. Tiene trabajo. Primero nos adelanta un grupo corriendo con botas y todo a la espalda que tienen un amigo que se ha caído y lo han llevado al hospital. Luego en Barcelona me enteraré que alguien falleció.


Noticias desagradables. Siempre intentamos saber las condiciones del suceso para pensar que quizás a nosotros no nos habría pasado, lo hacía también cuando iba en moto años atrás haciendo el cafre. Pero la verdad que parece que fue imprevisible. Mi pésame a su familia y amigos 🙁

Y ahora algo positivo. Llamadle suerte pero al llegar al coche, justo al llegar, ni antes ni después, empezó a llover. Eso sí que es cuadrarlo.

En total 8h30 de actividad y nosotros vamos para Barcelona bien servidos. Bueno, con la parada obligatoria para hacer un bocata de longaniza en Seira jeje.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: