Cambredaze craziness!

Este fin de semana del 10-11 de enero nos lo hemos pasado entero por Cambredaze.

Salida in formal con gente del CEC, nos juntamos Sebas, Alex, Flor, Carlos, Xavi, Anna, Montse y yo.

Plan alpinista pero también llevo esquís.

El sábado nos acercamos al Cadí. Llegamos de noche a Estana y tiramos para la pared con intención de hacer la Amagada, pues como no conocemos el nivel de todo el mundo es bastante asequible, en principio sin resaltes. Tiene un rápel, eso sí.

Al llegar a Prat del Cadi ya con luz, vemos el aspecto desolador de la pared. Pero qué desolador!!

image

Cadí visto desde Prat del Cadí

La canal del Cristall, que se usa para bajar, está totalmente seca abajo. La pala que sube desde el Ordiguer hacia la Amagada es un rocamen.

Total que decidimos darnos la vuelta e ir a Cambredaze. El lunes esquiando en Font Romeu me pareció que tenía buena pinta.

Lo bueno de Cambredaze es que es corto y aunque llegues tarde, como fue nuestro caso, da tiempo a hacer actividad. Llegamos los últimos a la pared.

En mi caso hago cordada con Alex y nos metemos en la Bougnagas 250m 55º AD+. El primer tramo es en mixto exigente para la poca costumbre de corredores que tenemos últimamente. Alex ya la había hecho un par de veces tiempo atrás y recuerda que no había donde poner seguros. Se confirma otra vez. Subo de segundo y lo aplaudo por las pelotas que le ha puesto 😛

Igual algún pitón fino hubier a entrado en algún sitio, pero no llevamos. Pone un seguro a unos 15-20m, antes de hacer el flanqueo que entra en el corredor de nieve.

image

Primer tramo de la Bougnagas comprometido

Después ya es un canal suave coser y cantar, pero salimos en ensamble poniendo algún seguro, ya que estamos con la cuerda.

image

De primero en el tramo fácil

Sebas y Carlos han hecho la Gigolo y nos esperan a la salida. Xavi y Flor han dado una vuelta por el circo. Llegamos al parking al atardecer, con grandes vistas desde la carena. Impresionante ver el atardecer con el mar al fondo y las sombras del pico que estamos pisando.

image

Aspecto desolador de la Cerdanya y el Capcir

image

El mar al fondo!

Por la noche se nos unen Montse y Anna, directamente en el Wok de Puigcerdà donde nos damos un gran homenaje después del largo día. Dos aproximaciones y un corredor chulo!!

El domingo repetimos Cambredaze. En este caso la intención es subir por el Vermicelle y bajar esquiando por el Central.

Sebas se estrena, es su primer corredor con esquís!!

Para segurar un poco el tiro y poder ver en qué condiciones está el Central Sebas y yo subimos por ahí, mientras queMontse y Anna tiran por el Vermicelle.

Subiendo por el corredor Central

Alex por su lado tirará hacia el Eclair con Carlos pero al ver la cornisa que le espera arriba junto con limitación de tiempo en ese día, deciden abandonar, tirar atrás y meterse en el Gigoló.

En la salida

Con Sebas, las apariencias engañan. De subida la traza está blanda y parece que hay tramos donde la nieve no está dura. Peroen realidad eso es fruto de la cantidad de gente que ha pasado. Fuera de traza, y con el viento de norte que le está dando todo el reto, la nieve está dura, dura.

Corredor Central desde arriba

Sebas en acción

Hay bastante pendiente y la nieve dura, con lo cual sensación de expo total. Derrapamos unos metros en la parte superior y luego ya hago el primer giro con el punto de adrenalina aquél de a ver qué pasa.
Todo bien para mí, y ya voy enlazando giros cortos con salto. Pendiente y estado de la nieve obligan.

Sebas no tiene práctica con la técnica y al primer giro se cae, por suerte sin ir muy lejos. No es el día de probar, descalza y para abajo con crampones hasta sentirse más seguro.

Yo la verdad que disfruto de la bajada, giros cortos muy físicos porque tienes que saltar para girar y acto seguido clavar cantos como un poseso para no ir muy lejos derrapando. Guay 😀

El corredor Central desde el circo

Después Sebas volverá a calzar esquís y practicamos unos cuantos giros con pendiente fuerte. Habrá que hacerlo más hasta que le pille soltura.

Montse y Anna también tardarán lo suyo en bajar, combinando entre giros y derrapes.

No era el mejor día para bajar el Central. Con técnica y confianza en uno mismo se podía disfrutar, pero vamos, ojalá caiga ya algo de nieve polvo!!!

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: