Corredor Vermicelle en Cambredaze

Aprovechando que Sebas ya está por la Cerdanya, nos fuimos a hacer el primer corredor del año, y el último también me temo.

La gente ya está yendo a la playa y aquí un servidor estrenando los piolets a estas alturas de temporada 😛

Salimos Agnès, Sebas y yo. Como solemos hacer en el primer corredor de temporada, algo fácil. Así que tocó el Vermicelle en Cambredaze que según piadas de infohielo de días atrás todavía estaba en condiciones.

Salimos desde el parking de la estación de esquí de Sant Pere dels Forcats. Todo verde, obviamente. Y pese al parte meteorológico bueno para el día, había un nubarrón feo de narices!

Subiendo por pistas


Circo de Cambredaze oculto en la niebla

Igualmente es una ruta que ya hemos hecho varias veces así que salvo tempestad notoria podíamos abordarla en malas condiciones. Lo bueno es que luego se arreglaría el día 😉

Fuimos a un ritmo muy tranquilo como toca en un día de estos, unas 2h de aproximación, y luego 1h15 para hacer el corredor y sumando paradas y la bajada unos seis horas y pico largas. Cómo eché de menos los esquís en la bajada, ¡había trazas!

En el cono, entrando en el corredor

Al poco se arregló

Los selfies siempre me han parecido algo pretenciosos, y si miras todas las entradas de este blog verás pocos. Pero como ahora está de moda, pues aquí va uno con Agnès y el circo al fondo.

Agnès en la salida

Sebas y Agnès, con la vall ceretana al fondo

Bajamos por el corredor Central. Hay la alternativa de volver por el lomo de la cima hacia Eyna, pero dejando el coche en Sant Pere dels Forcats es más directo por aquí. Sobretodo si tienes esquís 🙁

Y el día al final nos regaló vistas estupendas, como esta del circo.

Circo de Cambredaze (clica para verlo en tamaño original)

Aquí se ven las canales perfectamente.

Gigolo parece en condiciones. Vermicelle es la línea más a la derecha del circo. Está en tamaño original para hacer zoom.

Día duro para un cuerpo poco acostumbrado a alpinismo este año. De hecho el año pasado no hice ningún corredor. Dos años sin pisar una rampa con crampones!

En el Vermicelle había estado hace dos años, cuando lo bajamos con esquís. Fue un puntazo, día que ves las condiciones favorables y se apuntan unos cuantos rápidamente. Aquí el post.

Para neófitos, tengo los gemelos cargadísimos después de un día así sin entreno anterior. Para compararlo a algo comprensible el tramo de corredor es como subir la Torre Eiffel por las escaleras, pero sólo apoyando la punta de los pies, petando los gemelos 😉

Y llevando algo más que una cámara, claro!

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: