Después de la Marrana Skyrace

Después de la Marrana Skyrace y darme cuenta de mi mala forma, toca meterse un poco de caña.

Lo malo es que esta semana tenía viaje por trabajo, de estos que acabas cenando fuera y no tienes opción a hacer nada por la tarde. Me llevé ropa para correr y las fivefingers por si acaso…

Y la verdad que volví con ganas!! el mismo jueves por la noche me fui directo del aeropuerto a Collserola. Cambiarme en el coche y a correr!!

Eran las once y media de la noche cuando emppecé, la verdad que es un gusto Barcelona. Lo notas más cuando vienes de fuera.

Tibidabo desde Carretera de las Aguas

Sólo me encontré otra persona corriendo, con un frontal de esos que iluminan medio barrio. No sé para qué la gente lleva frontal en la carretera, con la luz que sube de Barcelona es más que suficiente. Quizás no lo han probado nunca…

Hice 6k, y es la mayor distancia que había hecho con fivefingers hasta hora, sobretodo teniendo en cuenta que hasta ahora sólo había corrido en asfalto con ellas. La sensación buena como siempre, me encanta el tacto con el suelo, pero la verdad que se notan las piedras si tocas talón. Por seguir probando. Noté algo de molestia en los talones al día siguiente.

 

 

Hoy domingo le metí al trailrunning. Aprovechando que comía por l’Ametlla del Vallès salí por allí a correr. Cogí un track de wikiloc, la Puiggraciós Extrem, de 24k pero no me daba tiempo a hacerla entera. Me quedé con 13k sólo, Lo que más me sorprendió es el desnivel de la zona, no sé por qué pensaba que l’Ametlla era más bien plano…me ha gustado!

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: