Fin de semana en Ribes

Este finde me he ido con Agnès a Ribes.

El plan era ambiguo pues la meteo no tenía su mejor pinta. Con lo cual nos fuimos full-equipe.

Sigo con el curso de SaaS que terminaba este fin de semana. Lo mejor…que hay una segunda parte!! y ya me he apuntado…

Con lo cual tocó dedicarle tiempo en un último trabajo. Salimos pues jueves tarde, desaprovechando un estupendo día de sol. Qué pena!!

El viernes, como tenía una conference call de curro a las 14h tampoco salimos a hacer nada por la mañana. Bueno, eso añadido a que me levanté con la calma..Y después de la call salí decidido a correr. Anochece pronto ya así que tampoco había tiempo para grandes cosas.

Agnès se quedó leyendo. Y al comentarle que salía a correr en dirección al Taga me preguntó si pensaba hacerlo. La verdad que no estaba en mis intenciones, pero bueno…cogí un frontal y un canguro por si me alargaba.

Y salí de Ribes para arriba pasando por el camping y luego más adelante por el fortín. Ahí todavía iba alternando entre correr y caminaar según la pendiente, y así seguí más adelante hasta pillar las rampas y repechones donde nanay. A caminar…de hecho subiendo a pata ya iba a 160 pulsaciones, más sería pasarme. Cima en una hora y media, con una rasca que te cagas…suerte del canguro (estaría bajo cero seguramente). Y también pasé por nieve en las últimas rampas de la carena.

Taga

Endomondo se me paró, no sé si de la rasca que hacía o porqué yo lo toquetée patosamente con prisa por tener las manos heladas. El caso es que he tenido que editar los tracks y además sacarle los 5 min que estuve parado en cima.

Llegué a Ribes de noche, aprovechando la hora de luz que quedaba. Por el tema luz iba tranquilo pues la parte complicada era enlazar con la pista. Una vez en pista ya seguí para no liarla, aunque daba más vuelta entrando en Ribes desde la carretera de Bruguera. Hoy lunes todavía tengo agujetas!

Pues nada, aquí el track. Una agradable sorpresa pues ni yo esperaba ni me había planteado subir hasta cima los 1100m de desnivel. Gracias Agnès por insinuarlo!!

El día siguiente subimos desde Pardines hasta por encima del Tos, dirección Pic de Cerverí. Nos paramos a unos 400-500m de desnivel. El motivo?? nos apetecía hacer una birra 😛

Y ya puestos lo coronamos con comilona en La Corba…fusta d’embotits más que recomendada!

Luego para pasar el rato nos acercamos a Ripoll donde se hacía la segunda edición de la Ripineu. Básicamente un mercadillo de segunda mano de material de esquí que tenía poca cosa, pero me hizo gracia encontrarme a uno de los guías de Oxineu. Es que nos vemos en todas partes…buen recuerdo de él porque se enrolló la ostia cuando trabajaba en el refu de Ulldeteren una pillada que tuve hace unos años.

Por la tarde Agnès me sorprendió, y es que la muy animal se fue a correr después de la comilona que nos habíamos pegado. Para mí es imposible correr con una digestión así. La verdad que bien, se fue hasta Pardines y volvió. Calculó unos 10k.

El resto del finde ya de estudiar, leer, comer y beber. Y ya puestos domingo un poco de mantenimiento del piso…

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: