Finde completo de montaña con compis del gimnasio

Hemos salido de fin de semana Olivia, Luismi, David y yo, todos compañeros de gimnasio con algunas pero pocas experiencias en actividades de montaña. Sebas se unió para el domingo.

Lo primero la ferrata de la Cala del Molí en Sant Feliu de Guíxols. Es la ferrata más sencilla que he hecho nunca, y por supuesto tenía lógicamente una afluencia bestial. La ferrata va por los acantilados a pocos metros encima del mar. Pero no te mojas así que te da la solana todo el día y se pasa calor.

La ferrata, sin gente, se debe hacer en cerca de una hora. No hay ningún paso complicado, un tramillo que desploma un poco y nada más.

El tramo más complicado

Pero tal como estaba de saturada, con mucha gente haciendo una ferrata por primera vez, estuvimos dos horas y media para completarla. Desde luego es la ideal para iniciación, sobretodo si tus amigos están acostumbrados a hacer colas :P.

Luismi y David entrando en las complicaciones

David y Olivia

Después de esto, y el buen sabor de boca que todos tuvimos, lo que más apetecía era un refresco, helado o similar. Qué calor!! Nos fuimos al paseo a un restaurante cualquiera que no acertamos, la verdad. No pensé en mirar foursquare para alguna sugerencia 🙁

El finde era completito de multiactividad, lo siguiente era escalar en Solius. Las reseñas están aquí pero están en un formato poco “user friendly”. Total que entre esto y lo que recopilé por otras webs teníamos información para encontrarlo. Había estado en 2006 en el curso de iniciación a la escalada…mi primera pared…y no recordaba nada de cómo se iba ni de la aproximación, lo que pasa cuando te llevan.

Solius, foto desde la reunión

La gasolinera donde está el desvío no la vimos así que fuimos a Solius y después nos metimos por una pista algo cascada por las lluvias, para finalmente llegar al parking. Por supuesto con las paradas de rigor por las dudas, sugerencias de preguntar…“a quíen?”, etc. La segunda parte, del parking a las agujas, fue peor porque el croquis de la zona que pude imprimir era una representación pictográfica bastante abstracta. Total que no encontramos la aguja que buscábamos y nos metimos en una que tenía dos hileras de parabolts nuevos.

Pero como todo era nuevo la roca todavía no estaba gastada, y caían pequeños granos de roca que no daban mucha seguridad. Esto se deshace!! Sería un IV como mucho. Hice subir a todos, primera vez para todos, con chute de adrenalina como suele ocurrir, por más que lleven la cuerda en top rope.

Mientras se fue poniendo feo y feo, hasta el punto que empezó a llover cuando recogíamos, ya con prisa visto el percal. Llegamos corriendo al coche, y empapados bajo una tromba de agua. Eso es apurar…y los gores estaban en el coche 😛

Por la noche se juntó Sebas con nosotros en Ribes y nos metimos una buena cena. Esta vez en Els Caçadors porque La Corba la encontramos cerrada. Caçadors es más glamuroso…todo bueno también!

El domingo toca Puigmal, Cogemos el cremallera de las 8h40. Los dos primeros cremalleras tienen un 20% de descuento, lo cual nos sale ida y vuelta por unos 16€. Yo pensaba que sólo era el de las siete y pico así que nos dan una alegría…

Nuria a las nueve de la mañana es impresionante, de lo tranquilo que está. Ya me he acostumbrado a verlo lleno de familias, niños en carritos y todo el ruido y bullicio que los acompaña. Eso lo tendremos a la vuelta, claro.

Nuria vacía a las nueve de la mañana

Salimos para el Puigmal a un ritmo rápido marcado por Sebas, pero los demás aguantan el tipo, será por cardio!

Y para la segunda parte más empinada me pongo yo delante a marcar un ritmo más tranquilo, que no hay que hacer ningún record! Total subimos en unas dos horas. Sólo vemos un par de parejas en el camino subiendo, y nos cruzamos con un par de grupillos que bajan. Pero en la cima es distinto, obviamente la aglomeración siempre viene de Fontalba, la ruta más fácil para hacer el Puigmal.

Cim del Puigmal

Como todavía hay energía decidimos continuar hasta el Coll de Finestrelles. Ahí sí ya hay más sintonia con la montaña y la quietud de los espacios amplios y majestuosos, sólo perturbada por nosotros mismos 😀
Alguna pareja de runners también nos adelantó, ahora que lo pienso!

Carenando

Puigmal al fondo

Bajada a Nuria de vuelta y con eso cerramos la actividad con unas 5h de excursionismo bien agradables. El Fitbit me marca 418 plantas subidas jeje.

Núria, bajando por Coll de Finestrelles

Habremos hecho unos +1200m de desnivel como mucho.

Y de premio, los helados que nos compramos en Nuria!!

Tuvimos un buen día, con cumulonimbus que se empezaron a formar ya desde que estábamos en la cima del Puigmal, pero aguantó.

Un fin de semana agradable, con gente divertida y en forma que aguantó bien todas las actividad que hicimos. Porque realmente fue multi-actividad!!

Más fotos aquí.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: