Mitja marató Collserola

Sigo con la pseudo-inactividad, es decir con el curso de SaaS que ya mencioné en anteriores entradas, y alguna salida esporádica.
 

Estas semanas me he dedicado más a salir a correr, actividad rápida y que reporta mucho para el poco tiempo que hay que dedicar. Collserola es el lugar más atractivo en las cercanías de Barcelona, teniendo en cuenta que le estoy cogiendo afición a correr por montaña.

Sigo corriendo en asfalto pero me tienta menos, igual que las carreras de 10k masificadas en Barcelona son para mí un evento más social que deportivo.

Me acabo agobiando por la masificación de gente…pero bueno, esto ya me viene de tiempo atrás. También me pasaba en los conciertos, en las discos si no llevaba el suficiente “dopaje” para ser ajeno a todos los inputs negativos del entorno. Al menos ya no hay tabaco lo cual mejora bastante la experiencia de estar en un sitio cerrado masificado, para un no-fumador de toda la vida como yo 😉

Bueno, volviendo al tema. Hace unas semanas empecé a correr distancias superiores a los 10k, sintiéndome cómodo. Pasó un día sin más, no sé ni cómo. Y me gusta!!

De hecho sigo estancado en los 54’ en los 10k de asfalto, y tampoco he hecho nada por mejorarlo. Y la impresión es que mi cuerpo va mejor cuando se le pide más resistencia, igual que cuando hago alpinismo, esquí de montaña o largas marchas. A ver si nieva de verdad!!!!

Total que me lié la manta a la cabeza y me apunté directamente a la mitja de Collserola, organizada por el CEC. Mi primera cursa de montaña. Cursa “intimista” con unos 800 inscritos.

Desde luego las sensaciones son diferentes en este tipo de cursas. Se ve más gente con pinta de profesional, y tú te sientes más piltrafilla, pero también se ve más afición de la buena. En la salida estábamos todos juntos, diez segundos desde el bocinazo y ya estás corriendo. Guay!

Fue un día de muchas caras conocidas: Sebas, Gerard, J. Bermudo por la parte de montañeros, y Jordi, Toni (al cual no veía hacía la ostia), Carmen, Dolors, José y Angels por la gente de l’Ampolla…y me dejo alguno más…

El sábado anterior había hecho con Sebas el mismo circuito aunque del revés (por error de lectura..la representación de la ruta en la web se podía mejorar también). Hicimos sólo 18k pero vimos que era perfectamente factible en unas dos horas y media.

Sebas estaba apuntado a la de 13k porque decía no estar entrenado, ja!!

Y salí junto a Jordi y Toni. Toni venía arrastrando una lesión que a los pocos kms le dejó rezagado. Y Jordi se quedó un rato con él, me pilló y pasó luego un rato conmigo y después ya a su aire.

El gran descubrimiento es que en las bajadas voy rápido. Era la primera vez que corría con otra gente en caminos! No sólo en las rampas en pista, donde simplemente me tiro abajo sin más. En los senderos también, con subidón de adrenalina por la velocidad y sensación de riesgo. Sensación también de control relativo y placer. Supongo que es la costumbre de patear por caminos en estos últimos 6 años de actividad frenética en montaña. El problema es que si hay bastante gente te quedas bloqueado en algunos tramos. Hice algún adelantamiento arriesgado…

Y lo que ya no era novedad es que en las subidas me muero 🙁

Caminé en unos cuantos tramos.

Aquí dejo el track. Gran satisfacción por ser la primera y que consigo con tan solo 11 minutos más que mi primera media maratón en Barcelona febrero pasado.

Caerá alguna más… 🙂

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: