Peru #1 – Lima a Huaraz

Salimos el 31 de julio desde el Aeropuerto del Prat. Estamos Montse, Israel, Rafa, Nuria P. y yo.

Junto con Noche Buena, debe ser el peor día del año para salir a volar. Y se confirma…después de plastificar los macutos para asegurar que ni nos meten ni nos sacan nada, nos acercamos a ventanilla para descubrir que TACHAN! nuestro vuelo BCN-MAD tiene retraso. Tal retraso que vamos a perder el avión a Lima y la siguiente opción es volar tres días después. Momentos de histeria, sólo empezar… 😛

Después de utlizar todas nuestras artimañas, Rafa incluso le tira los trastos a la azafata de tierra, conseguimos que nos coloquen en un avión que sale ya y tiene plazas porque un grupo de 15 no se ha presentado. Toca esperar al cierre del check-in para que los 15 esos se queden tirados y podamos ir nosotros. Más estrés…y al final sí!!!! nos vamos 🙂

Llegamos a Madrid y el vuelo de Lima está con una hora de retraso estimada. Nos tomamos algo tranquilamente y en un momento alguien mira el panel y uauuu “last call”…a correr!!! la azafata no nos quería dejar subir. Resulta que en Madrid no llaman así que estábamos en un bar cercano tan felices y nuestro avión que se iba 😛

Estaría muy estresada, nos amenaza que están buscando ya nuestras maletas para sacarlas y que si ya están fuera no subimos. Más estrés, porque si no subimos directamente nos toca comprar otro billete, pensamos…y por suerte sí, no las han encontrado!! uf! luego resultará que hay gente que llega aún más tarde. No sé qué le pasaba a esa azafata pero tampoco voy a hacer las típicas especulaciones sobre su vida sexual, etc… jeje.

Vuelo normal de unas doce horas , pero llegamos con retraso a Lima. Tenemos el bus que sale directo para Huaraz a las diez y media y son las nueve y pico y todavía atascados en el control de aduanas. Obviamente nos ponemos en la cola más lenta…faltaría más!!! luego corriendo por el aeropuerto a pillar las maletas, que por desgracia salen todavía más tarde que nosotros. Nos espera un chófer de la agencia que nos lleva a la parada de bus siguiente, a ver si lo pillamos, pero se nos escapa por cinco minutos. Lima es bastante impresionante…parece una ciudad sin ley.

Han sido justo las fiestas Patrias y están todos los buses nocturnos a tope. Así que nos toca dormir en Lima. Nos llevan a un hotel en el barrio de Miraflores, el de los turistas.

Al día siguiente, nos toca correr de nuevo pues cuando pensamos que íbamos a coger un bus a las doce, nos llama Sergio (de la agencia Nuestra Montaña) para decirnos que pillamos un bus en 20min y que ya tiene los boletos. Aaaaarg! Algunos todavía están durmiendo!! ni nos da tiempo de sentir el jetlag…

Finalmente viajamos a Huaraz en 8h de bus, pasando por un altiplano impresionante a unos 4100m donde ya se nota la falta de aire, y vemos al fondo los primeros picos nevados.

Altiplano

Altiplano a 4100m con primeros picos nevados al fondo.


Se acabaron las prisas y sobresaltos, ahora toca MONTAÑA! 🙂

Respecto a Lima, parece muy poco acogedora. Cielo siempre cubierto por una neblina del océano, paisajes desérticos de arena por doquier. Sólo hay algo de verde en las desembocaduras de los ríos que bajan de los Andes, donde han aprovechado para irrigar los campos. El resto es seco y árido en todo el tramo de costa que haremos.

Lima

Paisaje típico de Lima, cielo cubierto en zona verde de un río.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: