Salida Puig Cerverís y Taga

El domingo 24/8 me apunté con el grupo de meetup The Barcelona Hiking & Outdoors a una salida de un día clasificada como “Very Hard”.

Eran 25k y +2200m de desnivel, así que sí merece la valoración 😉

Nos juntamos ocho personas, siguiendo este track que no recomiendo porque va bosque a través en gran parte.

Se sale directo de Ribes hacia el Cerverís (2.206m), por bosque pero se pasa bien. Después ya se abre en su parte final. Encontramos varios excursionistas con su bolsita improvisada llena de setas, y una buena sonrisa en la cara. Se notan las últimas lluvias!

Subiendo al Puig Cerverís por bosque

Subiendo a Puig Cerverís, por encima de la línea de bosque

Del Cerverís, en vez de tirar por la carena, bajamos directos hacia Pardines. Para ello se atraviesa bosque denso. Ahí fue donde encontré las setas que recogí 😀

Más abajo enlazamos con una pista. En ese punto decidimos ignorar el track, que volvía a meterse en el bosque, pues yo recordaba un camino que hice una vez con Agnés subiendo hacia el Cerverís pero ese día no estábamos muy motivados y nos dimos la vuelta para ir a comer 😛

Dos curvas más adelante encontramos fita y todo del camino que recordaba. Entra por un torrente, pero luego se pierde por unos prados. Al final volvimos a enlazar con él a la altura de una senyera. Seguimos bajando hasta Pardines.

Bajando a Pardines, con el Taga al fondo

En Pardines tocó la parada para comer, ya íbamos tarde porque habíamos estado 5h para subir y bajar el Cerverís. Pero es que por bosque cualquiera avanza! Cayó una gran jarra de clara. Y después hacia el Taga (2.040m).

Vista atrás, Puig Cerverís

Fuimos un poco improvisando y siguiendo el track a ratos para llegar a unos 250m de altitud por debajo de la cima, que se veía evidente. Pero teníamos un par en el grupo que estaban tocados: una de la rodilla y otra un bajón de azúcar.

Así que como no era obvio acelerar el ritmo y ya íbamos justos de tiempo decidimos bajar hacia Ribes y prescindir de coronar el Taga (que por otra parte ya he pisado unas cuantas veces, sobre todo en modo trail running).

A 250m de la cima del Taga

Tardamos unas 10h en total, incluida la parada a comer. Y después de la cerveza de rigor en Ribes nos volvimos a Barcelona.

En Barcelona, gran fritada de rovellons en casa de mis padres al día siguiente, y luego me cociné un risotto de funghi porcini con el cep que encontré jeje.

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: