Vacaciones en Benasque

Maladetas

La primera semana de vacaciones Natalia y yo estuvimos por Benasque.

No tuvimos mucha suerte con el tiempo. El plan era hacer travesía con todo encima subiendo por Remuñé, cima en el Perdiguero y bajar hacia Estós para hacer algún pico más por allí como el Clarabides.

Pero salimos de Barcelona un martes con previsión de tormenta por la tarde.

Atardecer en Remuñé

Atardecer a la entrada del valle de Remuñé

Y estaba el tiempo un poco raro. Lo peor es que las previsiones tampoco se cumplían mucho. Estuvimos esperando a ver si mejoraba pero nada.

Hicimos una incursión por el valle para dormir un poco más arriba, y en un punto me salí del camino sin darme cuenta al cabo de unos metros. Retroceder, y viendo que no quedaba más que un par de horas de luz decidimos vivaquear más abajo. Viendo el peso de la mochila que tenía que llevar con comida para cuatro días más tienda,etc pensé que subir desde tan abajo para hacer Perdiguero y bajar a Estós antes de la previsión de tormentas al atardecer parecía difícil. Así que cambiamos planes para hacer subida del tirón más ligeros desde Remuñé y volver.

Al final hicimos vivac justo debajo del parking para entrar en Remuñé, con los Llanos del Hospital a la vista y el parking justo debajo nuestro.

De noche mientras me fui despertando vi de todo: cielo despejado y estrellado, oscuridad total bajo las nubes, amago de llover, etc…

Por la mañana estaba feo. Decidimos cambio de planes y nos fuimos desde allí hasta el Plan d’Aigualluts a pie. Parecía una domingada pero salieron 15k y 500m D+ como verás en el track :O

Desde Besurta hacia arriba sí que hay mucha gente atraída por las vistas y que no tiene mucha idea de ir por montaña…cielo negro con nubes amenazantes cuando bajábamos a buen ritmo y la gente seguía subiendo con su mantelito a cuestas para hacer picnic 😛

 

Aigualluts

Forau d’Aigualluts

Otro día con amenaza de tormentas por la tarde, esta vez bien visible. El encargado del bar en la Besurta me dijo que hacía unos cinco días que el tiempo estaba rarísimo. Así fue. Por la noche preferimos dormir en un camping, plantando tienda por si caía una buena. Y nos fuimos al Plan de Senarta.

Y la verdad que se cumplió la previsión, a las doce cayó un chuzo que tampoco duró mucho pero suficiente para quedarse bien jodido. Con la lluvia ya se nos fueron las ganas de hacer el madrugón para intentar Perdiguero…

Por la mañana cielo despejado. Estábamos entre largarnos a Barcelona ya o quedarnos por allí. Al final subimos a Cerler para enseñarle la zona a Natalia y una vez en Ampriu, que tiene un paisaje verde bien alentador, además de una cafetería jeje, pues nos pusimos a subir sin mucho rumbo.

Ampriu

Vistas en Ampriu

Cogimos una senda hacia arriba que parecía llevar hacia el Pico Cerler. Así fue, aunque había algún tramo perdedor entre tramos verdes, pero bueno, con la lógica se acaba yendo por donde tiene más sentido. Los telesillas funcionaban así que en cuanto llegamos al collado nos encontramos con gente. Pico Cerler es una prominencia bajita de 2.400m pero la más fácil para los que llegan en telesilla y quieren disfrutar de las vistas. Que son impresionantes porque ves todos los valles: Posets, Perdiguero, Maladetas, hasta se ve asomar el Ballibierna.

Posets

Natalia en el collado, con macizo del Posets y Cresta de Espadas al fondo

 

Maladetas

Vista al macizo de Maladetas (Aneto, Tempestades, etc) y Ballibierna a la derecha

La verdad que hace años cuando esquiaba en pistas y aún no hacía montaña no sabía ni lo que tenía alrededor en Cerler. Guapo, guapo!! 😀

Después de esto nos comimos una merecida pizza y para Barcelona.

Siguiente plan, subir a Ribes el fin de semana y de ahí empalmar con Razecueillé.

Por cierto que días después leeremos que dos personas llamaron a los servicios de rescate en el Pico de Cerler, no sé ni cómo pudieron perderse si hay pistas anchas de bajada. Vamos, que es la estación de esquí! Pero estas cosas pasan…

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: