Monthly Archives

marzo 2018

Nublado

Semana Santa en Razecueillé

By | excursionismo | No Comments

Los primeros días de Semana Santa Natalia y yo hemos ido junto con mi familia a Razecueillé, un pueblecito en los Pirineos franceses.

El lado francés de los Pirineos es muy verde, y no es casualidad que sea tan verde. Es porque hay abundancia de agua. Y eso es lo que nos ha tocado estos días.

Lluvia, lluvia y más lluvia durante cuatro días hasta que decidimos volvernos 🙁

El Cagire (1.912m) es la cima más alta, justo enfrente del pueblo que está a unos 600m de altitud. Y estaba bien nevado, pero no hemos podido ver la cima en ningún momento. Traje piolet y crampones con idea de acercarnos a la cima por la carena, desde el Col de Mentet que sería la ascensión con menor riesgo de aludes. Pero para ir sin visibilidad, lo dejamos correr.

Y nos hemos dedicado a hacer paseos a marcha rápida por la zona, por movernos algo aunque sea bajo la lluvia. El domingo al llegar por la tarde hicimos la ruta rural que sale de Razecueillé, sube hasta Cazarhil, pasa por Escabiros y baja de nuevo a Razecueillé. Unos 7k aprox…

Sin fotos.
Lunes fue un día bien tranquilo con más agua todavía. Ir al super a Aspet, comer y luego limpiar el interior del coche para matar el tiempo. Ya se sabe cuando haces montaña la cantidad de tierra y de piedras que se acumulan en el interior, sin hablar de los bocadillos de camino para ganar tiempo de viaje o porque hace un frío que pela fuera 😉

Y después un paseo “vuelta del perro” que dice Natalia hasta un poco más allá del cementerio con mi hermana, su pareja y amigos. También sin fotos.

Hay rutas chulas por aquí. El verano pasado hicimos unas cuantas. Además tienen un componente de exploración porque muchos caminos que están marcados en los mapas igual no se transitan hace años y están medio borrados o totalmente desaparecidos. Como nos pasó en verano intentando bajar del Pic de Paloumère directos a Razecueillé y terminamos ladera abajo bosque a través hasta una pista que sabíamos que existía más abajo.

El martes fue más movido, salimos a pie por la carretera para subir a Coué de Casse, un pueblo que se ve enfrente ya en la ladera del Cagire y por allí reconocer el terreno porque hay un sendero que baja desde la pista más arriba en la misma ladera del Cagire que no conozco. El año pasado íbamos mal de tiempo y no nos atrevimos a meternos por allí sin saber dónde acabaríamos, porque teníamos barbacoa en casa!!! y no era cuestión de retrasarse jeje.

 

Nublado

La vista habitual esos días, o sea, nada!!

Y este martes también tocaba barbacoa, un día por visita es sagrado 😀

Así que de Coué de Casse fuimos a Laubague y media vuelta zumbando. En esta época del año está tan desierto y tranquilo que ves ciervos en cualquier sitio a pie de carretera o junto a casas incluso. Nos hemos encontrado unos cuantos!!

Ciervas en el pueblo

Ciervas en el mismo pueblo de Laubague

Por la tarde, una vez la digestión hecha, tocaba otro paseíto bajo la lluvia, cómo no! Nos fuimos hasta Milhas y volver, todo por pista asfaltada, nada de interés salvo salir a moverse. En total 17k en el día aprox porque no llevaba ni GPS siquiera pero bien para estirar las piernas.

Y el miércoles, pese a un parte de nubes y claros por la mañana, se ha levantado como siempre húmedo y encapotado. Cierto que no llueve, pero ya nos vamos para Barcelona de vuelta.

Pude ver el Cagire cubierto de nieve por un momento. Tiene una pala muy tentadora para bajarla con esquís aunque ahora mismo, después de tres días nevando más los que ya llevaría, debe haber un riesgo de aludes de la leche.

Cagire desde Razecueillé

Cagire visto desde Razecueillé, el día de partida

Cagire con zoom

Cagire con zoom, yo diría que ya han caído aludes y hasta hay cornisa

 

Todavía estoy perfilando una ruta circular pasando por la cima del Cagire que sea larga 25-30k y chula por ahí. Las de años anteriores estaban bien, pero el regreso bajando a Juzet d’Izaut es un coñazo porque desde ahí tienes que hacer carretera hasta Razecueillé. Seguiremos buscando…

Tagamanent

Trailrunning al Tagamanent y en Ribes

By | trailrunning | No Comments

Más posts retrasados. El sábado 17/3 salimos a hacer un poco de trailrunning con idea de seguir hacia Ribes después.

Optamos por una ruta circular subiendo al Tagamanent. Después de la experiencia super poblada de la Mola el fin de semana anterior, este se antojaba más tranquilo 😉

Salimos de Aiguafreda siguiendo el GR, nada que decir. Llevaba el track en el Suunto que tiene una función de navegación, para mi gusto mejorable pero eso lo explicaré luego.

El track era de wikiloc.

Normalmente si están hechos con móvil es fácil que haya una desviación de unos cuantos metros entre el track y el camino real, pero va bien para orientarse. Sigue gustándome más ir estilo old school con mapa en papel e ir buscando pero si vas a hacer km corriendo mejor ir con algo que no tengas que hacer paradas.

Subiendo al Tagamanent

Por la ruta en cuestión llegamos a una pista transitable que nos deja al pie del turó del Tagamanent. Y sólo hay que subir unos minutos y ya está. Hay un restaurante cerca así que la mayoría de gente que nos encontramos tenían el plan de subir a estirar las piernas para abrir el apetito y hacer tiemp antes de ir a meterse hasta el culo de comer allí mismo.

Nosotros un plátano y a seguir 😀

Luego seguimos pasando por la masía en cuestión y después de pasar por otra casa ahí la liamos. Con las dos pantallas que te da el GPS no conseguía ver dónde iba el track, era como dar vueltas sobre lo mismo. La que da escala de 5k sólo sirve para tener una noción del track entero. La que da la visión de 500m va girando en función de la orientación (creo que es una opción que se puede modificar pero no era el momento) pero no sabes origen y destino y no puedes ver si avanzas o retrocedes. Me faltaba una escala intermedia. Total que después de dar unas cuantas vueltas por allí decidimos subir un poco más hacia el Pla de la Calma para ver si mejoraban las vistas. Visto que no y que ya llevábamos unos 10k, media vuelta y volver por donde habíamos venido. Salieron unos 16k en total.

Tagamanent

Tagamanent

Después mal comer en Aiguafreda porque era demasiado tarde, ohhh.

Una vez en Ribes subimos a ver a una amiga a Queralbs, bueno por encima de Queralbs, y empezó a nevar flojito, pero despistados mientras tomábamos algo la cosa se puso más fea.

Hubo que salir por patas antes de quedarnos encallados allí. Tiene una rampa super fuerte que es mejor no bajar con nieve que está a saco.

El domingo hicimos excursión cortita por una zona que no habíamos ido nunca. Saliendo de Ribes subiendo por la carretera dirección Campelles subes unos 400m positivos, pasando por la Font del Ferro que obviamente tiene un color bien anaranjado y luego hasta Sant Antoni. Buenas vistas al Taga!!

Taga

Vistas al Taga

Y bajar corriendo para acabar el día.

Pic de la Mina

Skimo Pic de la Mina

By | skimo | No Comments

Post atrasado. El domingo 11 de marzo salimos a hacer skimo con el grupito de la UEC. Éramos cinco solamente pero tocó ir en dos coches por la cantidad de trastos que hay que transportar.

Había riesgo 3 de aludes y además amenaza de lluvia a cotas bajas la noche anterior. Así que optamos por el Pic de la Mina que sube ya desde altura. Como está más que visto cambiamos de itinerario. Saliendo de la curva antes de la frontera con Andorra, donde vas a parar al bajar si haces el Pedrons.

Resulta que la estación de Porté-Puymorens ha montado un itinerario fuera-pista que baja hasta allí, y luego hay una navette que te devuelve a las pistas. Estropeaba un poco la ascensión pero bueno, es lo que hay. Yo no lo conocía, la verdad.

Fuimos bordeando las pistas, con nieve bastante dura a causa del viento que iba cascando. Una chica resbaló incluso unos metros. Así que desde allí pusieron ganivetes. Con mis esquís nuevos con canto bien afilado no hizo falta. 😀

Al llegar al lomo, cuando ya solo queda la pala somital, el viento era bastante fuerte. En un día de esos freaks con ganas seguirías hasta cima, pero varios del grupo querían dar la vuelta y uno que bajaba nos dijo que más arriba estaba horrible por el viento, etc, etc total que nos dimos la vuelta.

Pic de la Mina

La parte final del Pic de la Mina que no hicimos por viento.

Me saltaron los esquís al bajar por la pala helada, no resbalé mucho pero me jodió que no había hecho nada. Sólo meterle giros cañeros con mucha fuerza. Así que me tocará revisar el ajuste de las fijaciones porque no mola nada.

Y con eso nada más, comer algo y vuelta a Barcelona haciendo reparto de ocupantes.

La Mola

Trailrunning en la Mola

By | trailrunning | No Comments

La previsión de la meteo era medio fea, en especial por la tarde. Así que esa misma mañana decidimos cambiar de plan a algo facilito y corto.

Subir a la Mola.

La Mola

El plan era hacer una circular que salieran unos 12k y pasa por las vías de escalada. Subimos un poco por ahí pero llegados a una pared con mucho patio a Natalia no le molaba y dimos la vuelta.

A esto te acostumbras poco a poco 🙂

Así que seguimos por otro sendero hasta empalmar con la vía normal del Camí dels Monjos. No nos gustan las masificaciones, uh, uh, pues aquí no es el lugar. Joder, cuánta gente!!!

Nos quedamos bien poco arriba y luego bajamos corriendo. No hay mucho más que contar, la verdad.

No había subido nunca a la Mola precisamente porque sabía que era una cima concurrida y de algún modo la estaba evitando o dejándola para un día de lluvia que estuviera muy frikeado y subir a algún sitio. Sí había estado por las paredes de escalada tiempo atrás, cuando me movía hacer escalada deportiva.

Esquí Norbert

Skimo a la Gallina Pelada

By | skimo | No Comments

Sigo con las crónicas atrasadas. El 3 de febrero subí con un grupillo de la UEC y otros varios a la Gallina Pelada. Encontramos buena nieve polvo en las palas orientadas a norte 🙂

Y todo continuo desde el parking.

Al llegar a Saldes al típico horno para desayunar nos encontramos con algo que no había visto por allí. El local estaba tan lleno que no se podía ni entrar!!!

Perdimos algo de tiempo decidiendo si buscar otra opción, esperar o qué hacer, y al final optamos por comprar alguna pasta para desayunar pasando de sentarnos. La montaña está de moda 😛

Subimos en coche hasta el Parc de Palomera, con la carretera bastante nevada y resbaladiza pero con el 4×4 que nos llevaba sin problemas.

Parking Parc de Palomera

Saliendo del parking

Y de ahí ya seguir por la misma pista foqueando hasta uno de los barrancos. Parece que es un pico que gusta bastante para ir con raquetas, porque había bastante gente así. Nuestra ruta era circular pasando por el Pla d’Ensija, la Creu del Ferro, Gallina Pelada y bajando por Font Freda.

En algunos tramos las raquetas eran mucho más eficientes que nosotros, porque al subir por el torrente había algún tramo estrecho con pendiente difícil de subir con pieles. Incluso tuvimos que sacarnos los esquís para pasar algunos.

Tramo estrecho

En el torrente

Después del torrente ya llegamos al Pla d’Ensija, donde ya se abren las vistas a la zona, en especial el Pedraforca que estará allí presente durante el resto de la salida.

Pla Ensija

 

Luego subir un poco más hasta la Creu del Ferro, con un viento bien desagradable.

Creu del Ferro

Se empezó a tapar y además íbamos un poco tarde entre todo el tiempo perdido en el desayuno y subiendo. Pero igualmente seguimos hasta la Gallina Pelada. Desde la Creu del Ferro se ve lejos! pero no es tanto.

Refugi Delgado Úbeda

El pequeño refugio Delgado Úbeda. Ya sólo quedan unos pocos metros hasta la cima que está escondida hacia la izquierda.

Foto de grupo Gallina Pelada

Cima de la Gallina Pelada, y por suerte el cielo se abrió para la foto

Vista a Creu del Ferro

Vista atrás desde cima. Venimos del Pla que se ve al fondo del todo a la izquierda

Y luego a bajar!!! 😀

Esquí Norbert

Primeras palas con nieve polvo disfrutona. Creo que en mi caso fue la mejor esquiada del año, pues salí poco este invierno!

Luego tuvimos tramo por bosque que estaba muy machacado entre trazas de raquetas y de esquís, esquivando piedras, troncos, etc…

Bajando por el torrente

Bajando por el torrente accidentado entre rocas y árboles

Llegamos bastante tarde al coche, aún de día pero después de una gran salida, sí señor 😀

Natalia esquiando

Esquí en el Col de Puymorens

By | ski | No Comments

El domingo 28 de enero probamos algo nuevo, sobre todo Natalia.

Había hecho un par de salidas de snowboarding en el pasado, pero nunca con esquís. Y hay el mito de que es más fácil aprender snowboarding que esquí de pista, pero si quieres hacer montaña más te vale ir con esquís…(la splitboard en nieve polvo va bien pero con nieve dura no he oído hablar bien de cómo se comporta al foquear con pendiente fuerte…)

Natalia y Norbert

 

Como primera hicimos algo suave, Natalia de prestado con esquís y botas de pista míos y yo siguiéndola con los de skimo. Desde el Col de Puymorens, lugar habitual de salida de skimo tanto para el Pic de la Mina como el Coma d’Ors, empezamos con los pasos más básicos: escalerita con los esquís en paralelo y perpendiculares a la pendiente. Subir unos metros así y bajar controlando la velocidad con cuña.

Después de repetirlo unas cuantas veces ya incorporamos los giros en cuña, y se repitió unas cuantas veces más hasta cogerle el tranquillo. También aprendió a subir contra la pendiente haciendo cuña con las colas. Para estar dos o tres horas la verdad que una progresión brutal.

Natalia esquiando

Antes de volvernos aproveché para hacer una bajadita, desde el Col hasta la parte baja de la estación. Para luego remontar foqueando por el mismo sitio. Y estrenando esquís nuevos 😀

Norbert bajada esquí

La nieve estaba ya un poco pesada porque hacía un día de sol de la leche para ser enero, pero con espesor guapo!

Y con eso cerramos la primera experiencia de esquí de Natalia. En nada haciendo daño por las montañas jeje….