Esta semana de la Purísima hemos estado esquiando en Tignes.

En el apartamento estábamos Susana, Olga, Santi y yo, pero en realidad el grupo era de unos 18!! como nos apuntamos tarde hemos acabado en distintas zonas. Nosotros en Val Claret y el resto en Tignes le Lac.

Llegamos a Tignes con un paisaje empezando a blanquearse. De hecho en días anteriores la webcam estaba teñida de un color de lo más marrón!!

Y estábamos con los dedos cruzados a la espera de que el parte meteorológico se cumpliera y cayera algo de nieve. Algo de nieve es poco!! tuvimos cuatro días de tormenta.

Hemos esquiado en nieve polvo como nunca jamás. Fuera pista con nieve por encima de las rodillas!!! lástima que no alquilamos fat-skis, porque nos teníamos que tirar completamente atrás para no hundirnos en tal profundidad de nieve polvo recién caída. La sensación era igualmente buenísima 🙂

Nieve polvo!

Olga y Santi en fuera pista

grupo

El grupo de piraos

Además de la actividad de esquí diaria también pudimos disfrutar de otras actividades tìpicamente conocidas como après-ski. Por ejemplo hincharse a cervezas, escalar en el rocódromo o ir a la piscina.

Rocodromo

Metiéndole al techo en el roco de Tignes. No la saqué…

Y cómo no, cayó alguna fondue :))

Fondue

Fondue para dos con Susana

Coche

El coche sepultado por la nieve

Val Claret

Val Claret, el tercer día de nevada

Y no sé si es por más músculo en mis quadriceps o por más grasita en mi panza, pero el hecho es que me he vuelto con más peso. Mala época con Navidades en perspectiva.

Pero ha sido una semana inolvidable. Hacía años que no esquiaba en Tignes!!

Leave a Reply

A %d blogueros les gusta esto: