All Posts By

Norbert Rovira

Balandrau - vista al Torreneules y Puigmal

Trekking al Balandrau

By | excursionismo | No Comments

Este domingo Natalia y yo hemos hecho algo que ya entra dentro del apartado de “potente”, por el desnivel 😛

Subimos al Balandrau. Hasta ahí bien. Hay una ruta super fácil que sale desde la pista de Tregurà de Dalt y se debe subir en 1h30 como máximo. Eso hace que el Balandrau sea una cima que a menudo tiene gente, porque es de acceso fácil. Y al mismo tiempo le quita mérito cuando vienes por otro lado sufriendo lo tuyo y te encuentras la cima masificada de gente que ha salido a patear un poco para abrir el apetito y van con toda la familia antes de pegarse la gran comilona en Tregurà o similares.

Igualmente es una cima que mola mucho porque tiene unas vistas bestiales:

  • al sur Taga, Puig Estela y pic Cerverís
  • al noroeste Pastuira, Gra de Fajol
  • siguiendo al norte con Bastiments, pic de Freser y de l’Infern
  • Justo enfrente el Torreneules y pic d’Aliga
  • y más al fondo el Puigmal con la masificación de coches brillando bajo el sol en el parking de Fontalba.

Balandrau - vista al Bastiments

Vista al Pastuira, el Bastiments y el Pic de Freser (de derecha a izquierda) desde la cima del Balandrau

Balandrau - vista al Torreneules y Puigmal

Vista al Torreneules y el Pugimal desde la cima del Balandrau

Salimos desde la Central de Daió que debe estar a unos 1.200m de altitud. Y bueno, pues la ruta es larga porque desde ahí se suben sin pausa 1.450m. Se sigue la ruta tradicional hacia Coma de Vaca, sin pasar por el refugio.

El Salt del Grill es la primera parada notoria, una pequeña cascada que estaba digna de contemplar un rato con un buen caudal de agua.

Salt del Grill

Salt del Grill

Luego se va subiendo hasta el momento en que cruzamos el río. Punto delicado porque el puente metálico que ya era precario ha desaparecido, y buscando paso lo encontré empotrado unos metros más abajo…
Dimos un poco de vueltas para buscar un paso sin tener que cruzar descalzándonos. Y encontré algún sitio pero si fallabas el salto te ibas río abajo 🙁

Así que seguí los consejos de Natalia y crucé el río descalzo por una parte más plana y calmada. Natalia en cambio no me hizo caso y no se quiso sacar las botas, por no resbalar ni pisar nada raro. Todo el día con las botas mojadas. Bueno, una manera un poco bestia de aprender la lección porque además del frío que cogió (que resolvimos a base de movernos) se hizo polvos los pies de llevarlos mojados todo el día. Con ampollas en varios dedos. Ay!

Cruzando el río Freser

Cruzado el Freser, cuando todavía es un riachuelo…

Después de pasar por Coma de Vaca (sin bajar al refugio) sigues hacia arriba hasta el collado, siempre arriba sin descanso. De hecho el descanso lo tuvimos que hacer poco antes de llegar para pillar algo de energía, que la rampa me estaba matando! Natalia iba fresca en cambio.

Ahí se hacen notar los 1.450 m positivos. En el collado ya te encuentras con la romería que viene de la pista de Tregurà. A diferencia de ellos, nosotros bajamos en dirección al Serrat. Otra bajada vertiginosa, porque son 1.200 m de desnivel recto abajo son pausa. Trotamos un poco en algún momento pero Natalia no tenía los pies para mucha fiesta… Así que la salida se quedó como de Trekking.

Cima el Balandrau

Cima del Balandrau, masificada

Selfie en la cima del Balandrau

Selfie en la cima, cuando ya se fue todo el mundo 🙂

Otro error del día fue que al hacer la mochila no nos dimos cuenta que al camel de Natalia le faltaba la pieza roja que hace de pinza (es uno de Decathlon). Lo vimos al salir de casa pero no teníamos plan B. Así que nos fuimos con un solo litro de agua en un día de sol, y dos latas de Coke que tampoco sirvieron de mucho. Encima la bajada desde el Balandrau es todo cara Sur perfecta…ideal sedientos 😛

Poco antes de llegar al Serrat te puedes desviar hacia la Farga por sendero. Pero como teníamos tanta sed preferimos bajar al Serrat, amorrarnos a la fuente hasta aplacar nuestra ansia de líquido y cargar el camel a tope para los siguientes 4k por carretera que nos quedaban hasta la Farga.

No hay mucho que decir, es un coñazo! Y luego unos metros más para llegar al Daió. Allí salieron los 50m+ para completar los 1.500m+ de la jornada.

Ah, y 20k en total. Una buena salida, las piernas se lo han currado bien y hasta el martes han estado quejándose un poco.

Estas cosas te hacen sentir vivo 😀😀👌

El track completo en este link.

Razecueille visto desde el Cagire

Montaña por Razecueillé

By | excursionismo, trailrunning | No Comments

Esta semana pasada estuvimos por Razecueillé, un pueblecito en los Pirineos franceses donde nació mi abuelo.

Y hemos aprovechado como de costumbre para hacer algo de montaña por allí. Los primeros días más bien ocupados en tareas de mantenimiento de la casa, sólo pudimos hacer una ruta forestal que pasa por encima del pueblo y se hace en hora y pico. Unos 250m+ pero al menos servía para mantener la forma…

Cagire desde Razecueille

Cagire visto desde Razecueillé

El miércoles ya nos metimos en algo más serio. Sólo disponíamos de la mañana así que Natalia y yo optamos por subir al Cagire (1.912m) por una de las vía directas: saliendo desde el col de Menté.

Hay una pista forestal que lleva desde allí hasta el refugio de Larreix, por donde ya habíamos pasado un año antes Natalia y yo haciendo una ruta larga pero sin poder hacer cima, y yo solo años antes con vuelta larga pasando por cima.

El paisaje del refugio de Larreix es guapo, porque ya empieza a desaparecer el bosque y hay prados verdes y roca.

Refugio Larreix

Vistas desde el refugio de Larreix

De ahí subes al Col du Pas de l’Âne para tirar luego a la derecha hacia el Cagire. Puedes flanquear por un sendero por la pendiente del pico Pique Poque, o pasar por su cima siguiendo las marcas del PR. Optamos por esta opción.

Las vistas en la cima son espectaculares, porque es la última cima al norte antes de las planicies francesas. Y además se ven una gran variedad de picos de Pirineos.

Panorámica desde el Cagire

Panorámica desde la cima del Cagire: Aneto, Maladetas, etc…

Razecueille visto desde el Cagire

Razecueillé y el Pic de Paloumère visto desde el Cagire

La vuelta la hicimos corriendo en la mayoría de tramos. Salieron unas 4h con paradas, 12k y 800m+. Aquí va el track.

En esos días también aprovechamos para alimentarnos bien!

Barbacoa

Barbacoa con dos pedazos de carne, y más cosas que vinieron!

Sin hablar de los quesos franceses… 😛

Al día siguiente hicimos otra salida más corta con Natalia, mi hermana y mi cuñado. Precisamente al Pic de Paloumère (1.608m) que veíamos el día anterior desde la cima del Cagire, porque está justo encima de Razecueillé.

La ruta normal sale desde el Col de Portet d’Aspet y es bastante directa. Se llega en 1h30. Tardamos un poquito más en subir, pero la bajada fue rápida. La pena que subió la niebla durante el ascenso y no pudimos ver casi nada desde cima.

Subiendo al Pic de Paloumere

En la ascensión al Pic de Paloumère, una vez sales del bosque.

Pic de Paloumere

Vista desde la cima del Pic de Paloumère, hacia la zona menos tapada por la niebla y nubes…

Subir con familia es desde luego una grata experiencia que no puedo experimentar a menudo, y mola. No sé si ellos opinarán lo mismo, porque no están acostumbrados a hacer montaña 😀

Aquí va el track de la ascensión al Pic de Paloumère.

Llac Negre

GR-11 etapas desde la Guingueta a Puigcerdà

By | excursionismo | No Comments

Del 14 al 24 de julio hemos hecho la ruta del GR-11 saliendo de la Guingueta d’Àneu en el Pallars hacia el este para llegar a Puigcerdà. Unos 140 km y 8.000 m de desnivel positivo.

Seguimos el libro GR-11 Senda Pirenaica, de J.A. López Lafuente, y cubrimos las etapas 28  a 35 de esta propuesta de trayecto.

Tienes también información online con otra secuencia de etapas del GR-11 en TravesiaPirenaica.com

Post dedicado a Natalia, que se ha vuelto una enamorada de las travesías por alta montaña y me lo ha hecho pasar super bien!! <3

Hay mucha gente que se va sola a hacer el GR-11, de hecho la mayoría que hemos encontrado, pero no tengo claro si es por tema logístico al ser difícil encontrar a alguien más que disponga de muchos días, o por hacer un viaje de introspección. El caso es que con Natalia nos hemos divertido mucho, también hemos sufrido y pasado de todo, pero ahí está la gracia: ir superando los retos que te pone por delante la naturaleza.

Día 1 Barcelona – la Guingueta

Cogimos el bus de Alsa en la estación del norte, que sale a las 7h30 y tarda 5h, aunque fue un poco más.
Nada especial, el follón en Barcelona en la estación con toda la gente perdida buscando su bus y luego ya salimos de ahí por la A2.
Parada en Tàrrega de media hora de lo más absurda porque la estación estaba cerrada y hecha mierda. Y luego ya a hacer paradas y más paradas, hay 30 en el itinerario…!  por suerte no para en todas, aunque pasa por ellas…

El tema de las tormentas es el único punto de riesgo en estas travesías. Y claro, el primer día queríamos hacer algo pero entre bajar del bus y localizar dónde comprar pan ya era la una del mediodía con las nubes de evolución amenazando. Para colmo el conductor del bus se despide de nosotros con un “cuidado con las tormentas” que no sabes si es premonitorio, o una maldición o qué 😛

La Guingueta

Nou Camping en la Guingueta, bien cubierto de nubes

Así que decidimos quedarnos en el Nou Camping de la Guingueta que tiene de todo: una tiendecita, piscina, barbacoa,…

Lo malo, que justo eran las fiestas del pueblo (en la recepción del camping nos avisaron, peor tampoco había muchas opciones). O sea música a tope en cualquier lugar hasta, buf, nos levantamos a las 6h aún con música. Dormimos a ratos… y por suerte la música sonaba bien que si no hubiera sido aún peor!

Día 2 la Guingueta – Estaon (12,6k +1284m/-960m)

Salimos a las 7h15 del camping destino Estaon. Es una etapa dura para nosotros porque son 1.200m positivos y vamos con mochilas de más de 15kg cada uno. Y claro, la primera etapa sin tener el cuerpo acostumbrado…

Lo primero es llegar a Dorve, un pueblo que tiene la mayoría de las casas abandonadas pero aún vive gente. Leyendo el libro interpretamos que estaba abandonado, pero no. Hay fuente donde se puede cargar agua. El tramo de GR hasta ahí va cruzando la carretera serpenteante que llega hasta Dorve, pero está poco señalizado para nuestro gusto.

El mapa está desfasado, ya lo habían comentado en algún foro respecto al libro. Que hay errores importantes. En el caso de Dorve el mapa muestra un sendero que sube directo pasado el puente del pantano, y en realidad hay una carretera que sube hasta Dorve y no está. Tienes que seguir la carretera unos metros y entonces ya encuentras el sendero que sube. De estas habrán unas cuantas más….

Dorve

Dorve, casas abandonadas

De Dorve hay una rampa importante por la ladera justo encima del pueblo. Subes y subes haciendo zetas hasta pasar al otro lado de la carena. Ese tramo es agradecido porque tiene poca pendiente y además va por bosque. Nos encontramos las primeras personas que van en sentido contrario, olé!

 

Espot

Espot, visto desde encima de Dorve

Coll de Montcaubo

Coll de Montcaubo

Y la bajada se hace eterna, hay un tramo con pendiente al principio pero fácil (que es un GR) y luego bajas y bajas. Se nos ha hecho duro y bastante interminable. Sobretodo cuando pillas las horas en que el sol castiga sin piedad.

Estaon son “cuatro” casas. Hay un refugio, y…. hay un refugio. No busques más. Dimos una vuelta pero nada, sólo casas y la mayoría cerradas. Son sólo 5 vecinos todo el año.

El track de la etapa Guingueta – Estaon.

Día 3 Estaon – Lladorre (14k +670m/-919m)

Ayer conocimos a Ulrich, un alemán que viene en la misma dirección que nosotros pero haciendo el GR-11 completo.
Esta mañana, bajo la lluvia y con pronóstico para todo el día, salimos más o menos a la par. Un poco más tarde de lo habitual, por la lluvia que nos daba pereza de salir…
El camino sale directo desde el refugio flanqueando en altura. Me parece que el mapa te envía por la carretera. Pero bueno, más abajo coinciden. Y luego va bordeando el río durante bastante distancia mientras gana altura poco a poco. Es a partir de las bordas de Nibrós que gira a la derecha y ya enfila recto arriba. En la última borda abandonada (borda de Vidal) nos encontramos al alemán agazapado bajo el portal que tiene un techo mínimo. No era para menos, estaba cayendo una buena!!

Estaon

Bajo la lluvia, subiendo al Coll de Jou

En ese punto ya estábamos decididos a subir pese a lo que cayera. Pero habiendo pasado ya por momentos de dudas, de si dar la vuelta, esperar, buscar cobijo, etc en especial tras oír un trueno, que por suerte fue un caso aislado en un día bien lluvioso de inicio.

Seguimos subiendo y llegamos al Coll de Jou (por cierto hay uno también al lado del Taga) donde ya paró la lluvia y volvimos al sol.
La primera parte de la bajada complicada porque estaba enfangada y con pendiente, y resbalaba todo. Pero ahí Natalia y yo nos divertimos, sale la vena trailrunner jeje.

Coll de Jou

Lladorre, Boldís Jussà y Boldís Sobirà bajando del Coll de Jou

Luego vino pista ancha y cómoda hasta llegar a Lleret. Ulrich pasó delante nuestro a la bajada mientras nos entreteníamos charlando con alguien que subía destino Estaon para compartir algún consejo, además de desahogarse con nosotros renegando sobre el estado de suciedad de algunas cabañas que había encontrado en Andorra, y lo poco cívica que es la gente incluso en la montaña.

Y de Lleret sales flanqueando en dirección a Tavascan. Nos encontramos al alemán de vuelta, porque se acababa de dar cuenta que ir a Tavascan era un poco absurdo. Al día siguiente vuelves hacia atrás para subir al Boldís Sobirà y tiene más sentido quedarse en Lladorre o en nuestro caso en el camping cercano, Camping Can Serra.

No hemos preparado la travesía a conciencia. Sólo leer el libro y mirar los mapas pero seguro que hay foros que comparten este tipo de información y trucos.
En esa bajada de Lleret volvió a ponerse negro el cielo, esta vez con pinta de nubes de evolución. Y aquí estoy en la tienda escribiendo bajo la lluvia intermitente…

El track de la etapa Estaon a Lladorre.

Día 4 Lladorre – Àreu (17,3k +1274m/-1020m)

Después de pasar la noche en el camping Can Serra nos vamos para Àreu con una buena matraca de desnivel. Un poco más de 1.200m.
Atravesando el camping vamos a un sendero que se bifurca hacia Lladorre o hacia arriba a Boldis Jussà. Con el frescor de la mañana se sube bien, en la sombra entre árboles. Desde Lladorre cortas kms pero no creo que cambie mucho en desnivel respecto a hacer la ruta oficial por Tavascan. Unos 400m y llegas a Boldís Jussà. Atravesamos el pueblo siguiendo una indicación de enlace al GR-11, pero resulta ser una cagada. Primero porque todos los perros del pueblo, sueltos, nos vienen detrás y despertamos a todo el pueblo. Al preguntar a una vecina, nos dice que se puede ir al GR pero que es subir para bajar. Mejor ir por la carretera. Y así hacemos.

Boldis Sobira

Boldís Sobirà

En Boldís Sobirà cogemos agua en una fuente con aviso de agua no tratada pero que nos dicen que es potable. No hay efectos secundarios días después 😉
Y luego ya a seguir una pista que sube suave flanqueando toda la ladera para al final subir más recto. La última parte para llegar al Coll de Tudela se nos hizo dura, pero con unas vistas bien guapas. Espot, que veíamos al iniciar el viaje, ya se ve un par de valles más allá.

Coll de Tudela

Espot visto antes de llegar al Coll de Tudela

Coll de Tudela

Pla de Tudela

El Pla de Tudela es notablemente plano, con una caravana e instalaciones de algún pastor. Pero vistas geniales hacia el este y un poco menos al oeste que sólo muestra la cima del Monteixo que está justo por encima de Àreu y si no me equivoco es la que suben en la Cuita al Sol (ahora Milla Vertical, nos la encontramos una vez que intentamos subir a la Pica d’Estats).

Monteixo

Monteixo, desde Coll de Tudela

La bajada fue también larga, con bosque desde arriba, y además acentuada por la capa de agujas de pino secas resbaladizas y agua y barro en algunos tramos.
Llegamos a les Bordes de Costuix y ahí debimos cometer un error en la ruta, porque hicimos unos buenos kms por pista ancha hasta encontrar el sendero del GR que empalmaba con la pista. Algún km de más por este despiste que aún no sé cómo pasó. Ojo si miras el track que tiene este error.

Nos quedamos en el camping en Àreu. Y nos dimos premio. El restaurante así, así, el bistec era una suela de zapato!
El camping correcto. Y nos volvimos a encontrar a Ulrich. Si hay algo es buen rollo entre la gente que está en el GR. Un belga que iba en dirección contraria nos invitó a un vino mientras charlábamos un rato, en un mix de inglés, francés y español 😜

El track de la etapa Lladorre a Àreu.

Día 5 Àreu – Refugi Baiau (16,6k +1357m/-100m)

Este es un día de los largos. Si recuerdo que la pista hasta el parking del refugio Vallferrera me pareció interminable en coche, ahora la tenemos que hacer a pie e ir aún más arriba!

El primer tramo es por carretera y al poco pista de tierra. Es largo… Y luego ya cogemos senda y a seguir subiendo. Llega un punto sobre los 1.850 m en que la pista empieza a bajar y da bastante por saco sabiendo que hay 1.300 m de desnivel entre Àreu y el refugio Baiau, más todas las subidas y bajadas que encontremos entre medio. Pero se va haciendo. En el primer parking hay carteles pero no está indicado el GR-11. Sólo hay que subir por sendero y llegas al siguiente parking, donde recuerdo que hicimos vivac años atrás.

Pla de Boet

Pla de Boet

No es necesario ir al refugio de Vallferrera así que tiramos para arriba hacia el Pla de Boet, lugar perfecto para una parada a cargar energía con vista bonita e incluso mesa con bancos de madera para estar cómodos. Llegan Ulrich con un austríaco. Pero nosotros ya estábamos servidos de recarga de energía así que charlamos un poco y nos vamos. El resto del camino es sendero con bosque y después ya se pone al estilo alta montaña que me encanta. Hierba y roca pulida por los antiguos glaciares. Hasta la fecha no hemos tenido ninguna tormenta eléctrica pero esta vez parece que nos va a pillar. Y seguimos arriba sin pausa, viendo el refugio encima de unas rocas ahí a lo lejos. Se hizo duro este trozo por el desnivel y kms acumulados. Pero el cuerpo se va acostumbrando a esta tralla diaria…

Subiendo a Baiau

Otro valle, subiendo hacia el refugio de Baiau

Refugio Baiau

Refugio Baiau

Al cabo de un rato aparecen Ulrich y el austriaco. Lo del agua está un poco difícil. La única opción es bajar al lago, o mejor el riachuelo que cae del lago por aquello de coger agua corriendo. Así que la purificamos porque hay vacas incluso a estas alturas (2.500m). Nos encontramos a alguno que viene en el otro sentido y siguen bajando y nos avisan que hay nieve a la altura del Llac Negre pero se pasa bien (pero vamos, lo suficiente para poner nerviosa a Natalia que la combinación de nieve y lago de bajo no mola). Martín, holandés, también se une a nosotros más tarde.

Lagos de Baiau

Lagos de Baiau

Pica d'Estats

La tormenta se prepara con la Pica d’Estats al fondo

Nos cae lluvia y viento pero nada de rayos, de nuevo!
Así que pasamos el resto de la tarde dentro del refugio Baiau. Tiene nueve plazas.

El track de la etapa Àreu – Baiau.

Día 6 refugio Baiau – Arinsal (9,3k +346m/-1315m)

Salimos hacia las ocho, sin prisa porque cuanto más tarde más funde la nieve…
El GR hacia el Port de Baiau sube vertiginosamente. Cruzamos algún nevero helado por tartera donde el rastro del camino se va perdiendo y después ya sube a lo bestia. Pero muy bestia!
De bajada debe ser durillo!

Nieve dura subiendo Port Baiau

Nieve dura subiendo a Port Baiau

Natalia sufrió bastante porque es el típico sendero, por llamarlo así, con tierra y piedrecilla suelta resbaladiza donde todo se mueve. Nada cómodo…

Lagos desde Port Baiau

Vista a los lagos y el refugio desde Port Baiau

En el collado la cosa cambia. El Comapedrosa está ahí al lado sólo subiendo 200m más pero pasamos porque tenemos el siguiente reto que es la nieve. La pendiente es suave, nos esperábamos algo peor por las descripciones de ayer (qué exagerada que es la gente :P) . Pero hay nieve justo bordeando por encima del lago, en algún tramo profundo del lago. Nada recomendable caer ahí con mochila de más de 15kg 🙄🙄

Llac Negre

El Llac Negre, con muy poca pendiente pero alguna caída directa si resbalas

Natalia va con botas y yo con bambas, pero bueno, yo estoy más acostumbrado…
El primer tramo lo pasa bien, sufriendo un poco. Pero en el siguiente se bloquea. Tratamos de grimpar por roca pero el nivel de estrés ya es alto y no se siente segura, menos aún con la mochila a cuestas. Al final deja la mochila y subimos unos metros hasta encontrarnos con Ulrich que ha entrado por el otro lado, ya que él ya había pasado el nevero. Vuelvo por la mochila y con eso pasamos el nevero. El siguiente nevero bordeando el Llac Negre lo pasamos bien porque el lago es poco profundo y ya no da impresión.
Aún nos queda el lago más abajo, también con nieve por encima. Nos acordamos que Ulrich tiene unos crampones y se los adaptamos a Natalia. Y listo! Ya hemos pasado toda la nieve 😃😃😃

Todo este episodio nos ha tomado mucho tiempo y mientras ha ido pasando gente en ambas direcciones, la mayoría gente que iba o volvía del Comapedrosa. La cima más alta de Andorra, pues como siempre, la que quiere subir todo el mundo.

Después no hay mucho más que contar. Sendero Infinito hasta llegar a Arinsal donde nos metemos una buena hamburguesa. Hoy hemos decidido hacer una buena parada y dormir en hotel. Nos sale bien de precio, entre semana, en el Hotel Comapedrosa.

El track de la etapa Baiau a Arinsal.

Día 7 Arinsal – Ansalonga (8,6k +558m/-685m)

Tenemos desayuno buffet en el hotel y le damos un buen saque. Y luego en ruta!
Primero hay que seguir bajando cruzando Arinsal hasta un desvío a la izquierda (y hacia arriba, por supuesto!!!) por una urbanización y de ahí enfilamos hasta el Coll de les Cases. Poca broma, esto era parte del tramo de ayer y hacemos 550m de desnivel positivo hasta el coll (donde Ulrich y Martin subieron ayer a dormir) para luego bajar hasta Arans. Todo el GR es así, subir para bajar 😜😜

Coll de les Cases

Coll de les Cases

En la bajada, que son unos 700m, nos encontramos muy cansados y eso, unido a previsión de tormenta por la tarde, nos hace replantear el día. Y cosas de la vida, justo cuando íbamos a mirar qué hacer reconocemos la mochila de Ulrich en la terraza de un bar. Justo están él y Martín terminando de hacer un café. Nos apuntamos al plan de Martin que es ir a un camping en las cercanías de Sornàs. Acaba siendo el Camping de la Borda d’Ansalonga. Día de descanso! Bueno, es un decir, que nos hemos metido 550m arriba y 700m abajo…

 

Por la tarde efectivamente tenemos tormenta eléctrica, con granizo y todo. Siempre impresiona en alta montaña la fuerza y poderío de estos fenómenos atmosféricos. Pero con buena anticipación, tomando una cerveza en un bar se ve de otra manera jaja!

Ulrich ha subido para dormir en el Coll d’Ordino. A ver qué nos cuenta de la tormenta si lo volvemos a encontrar…

El track de la etapa Arinsal a Ansalonga.

Día 8 fuera de ruta, Ansalonga – Escaldes (10k +21m/-264m)

La noche anterior fue movidita. Además de la tormenta de tarde tuvimos una aún más bestia por la noche. A las once y media, cuando ya estábamos con el sueño conciliado, empezó a tronar a saco. Llevamos una tienda 1+ bastante incómoda, ligera eso sí. Las mochilas ya las teníamos envueltas en una gran bolsa de plástico junto a la tienda. Y el resto lo dejamos adentro y nos fuimos para la zona de lavabos a ver el cielo desplomarse desde una zona segura. Tardó hora y pico en calmarse, pero cayó agua a cántaros.

Y viene lo malo, gran error por mi parte al cerrar la tienda cuando nos fuimos con prisa. Hay doble cierre de cremallera y en vez de bajar uno para cerrar bajé los dos sin darme cuenta. En resumen, que había dejado la puerta de la tienda abierta. Qué gilipollas! 😜😜

Los sacos mojados, el plumas de Natalia mojado y agua dentro de la tienda. Dormimos mal, con frío, medio tapados por la parte del saco de Natalia que se había mantenido seco. Y siguió lloviendo…

Esta mañana nos hemos despertado con un cielo con nubes y claros. Hemos estado en el camping hasta las once con todo extendido al sol que iba apareciendo de forma intermitente y secando lo mejor que pudimos.

A esas horas ya estaba el cielo cubierto y decidimos seguir por carretera hasta Ordino y ver qué hacíamos allí. Para pasar por el Coll d’Ordino siguiendo el GR-11 tenemos que subir 1.000m positivos y ya es tarde para eso con la que va a caer.

Así que tiramos para abajo, hacia la Massana siguiendo el Camí Ral. De ahí vimos que podíamos seguir hasta Escaldes Engordany. Hay tramos de asfalto antes de la Massana, a no ser que nos saltáramos algo del camino. Luego el sendero baja siguiendo el río hasta llegar a Escaldes.

Cami Ral

Camí Ral de la Massana a Escaldes

Habremos hecho unos 10k, y por suerte hemos cogido hotel para pasar la noche porque ha vuelto a tocar tormenta. El mapa marcaba un camping en Escaldes pero resulta que no existe. Nos enteramos de ello en la oficina de información. Las únicas opciones eran volver a Encamp o ir a Andorra la Vella. Olvidado!

El track del trayecto Ansalonga a Escaldes.

Día 9 Escaldes – Refugi Riu dels Orris (10,5k +1172m/-25m)

Esta mañana teníamos también pronóstico feo. Según el libro tocaría llegar de Encamp a la Cabana dels Esparvers. Pero nosotros tenemos que salir de Escaldes y cortamos hacia arriba por el GR-7 que va siguiendo el río Madriu. Sale desde una gasolinera en la misma carretera pero nosotros hemos seguido una indicaciones de carteles dirección Engolasters por sendero que nos han hecho subir por encima de la gasolinera y volver por carretera hacia atrás. Un poco absurdo salvo que seas de los freaks que quiere pisar el mínimo asfalto.

El día está tapado pero parece que aguantará unas horas. Subimos unos 1.200m positivos hoy, al principio muy pronunciado y luego a medida que entras en el valle más plano.

Riu Madriu

Riu Madriu

Primero nos encontramos con el refugio de Fontverd que está super bien. Tiene hasta para hacer barbacoa, y lavabo.

Seguimos para arriba y llegamos al refugio de Riu dels Orris. Mas pequeñito pero en buenas condiciones, con 6 plazas, chimenea y madera. Ha ido pasando gente desde la una de la tarde pero nos hemos quedado solos para pasar la noche.

Refugi Riu dels Orris

Refugi Riu dels Orris

Por la tarde por supuesto llovió,, pero nada de truenos al menos 😉

Hoy tenemos nueva cagada por mi parte, que estoy sembrado 😜. No verifiqué cómo estaba de gas, y la verdad que mal. Al hacer un té esta tarde se nos ha acabado. Y teníamos rissotto de sobre para cenar hoy y mañana 😥😥

Rissotto a la brasa

Rissotto a la brasa

Bueno para el de hoy lo hemos superado haciendo fuego en la chimenea y poniendo la olla al fuego. Se nos ha quemado el arroz en el fondo de la olla por la caña que le han dado las llamas y claro, no teníamos botón para bajarlo… Y la olla negra del hollín pero parece que saldrá. Una cena “old school”.

El track de la etapa Escaldes a Riu dels Orris.

Día 10 Refugi Riu dels Orris – Refugi Malniu (18k +1080m/-1183m)

La noche en el refugio fue fría como nunca. Me desperté de noche con frío, pese al saco de plumas ligero que llevaba. Y tuve que ponerme pantalones largos y chaqueta dentro del saco para recuperar temperatura. Para Natalia, pese a su saco invernal, tres cuartos de lo mismo.

Lagos hacia Refugi Illa

Lagos subiendo al Refugi de l’Illa

Arrancamos y a tragar millas. Una vez en el Refugi de l’Illa hay un momento de duda porque el GR-11 no está indicado. Leemos descripción del libro y pone “a 8 minutos del refugio” pero no se entiende si antes o después del refugio. Con el mapa 1:40.000 tampoco queda claro donde está el desvío. Pero sin ver nada alrededor nos parece más lógico que esté más arriba. Así que seguimos y bingo! Ahí está el desvío 😁

 

Port de Vallcivera

Port de Vallcivera. Hay que cruzar las montañas al fondo, por la izquierda, y aún hay más!

El Port de Vallcivera tiene una bajada pronunciada. Nada comparada con otras que hemos hecho o haremos estos días. Y luego sigue bajando y bajando suave hasta llegar a los 2.000 donde está la Cabana dels Esparvers con una foto chulísima. Rodeados de caballos y vacas nos vamos para arriba hacia el siguiente puerto, la Portella d’Engorgs. Hoy se sienten las piernas, no sé si por la noche fría que no nos dejó dormir bien o simplemente porque llevamos ya unos cuantos días sin parar. Pero el hecho es que los 700 m+ se nos hicieron duros.

Cabana dels Esparvers

Cabana dels Esparvers

Portella d'Engorgs

Vista atrás llegando a la Portella d’Engorgs

Caballos Portella Engorgs

Caballos curiosos llegando a la Portella d’Engorgs

Ese puerto tiene una bajada muy pronunciada y además había nieve que rodeamos saliendo del camino, lo que se convirtió en un tramo complicado para Natalia. Pero como siempre lo superó 💪

Puigpedros desde Portella Engorgs

Puigpedrós visto desde la Portella d’Engorgs

Después me vino a mí el bajón, creo que porque no había comido demasiado en ruta. Fuimos bajando por las laderas bordeando lagos hasta la Cabana de Engorgs.
Y a partir de ahí viene la complicación. El camino hasta Malniu va flanqueando por las laderas del Puigpedrós. Con pendiente fuerte al lado, algún paso que hay que grimpar y torrentes que cruzar. Se hace bastante pesado porque encima va contra toda expectativa subiendo y bajando continuamente con un trazado que parece muy caprichoso. Al final se termina por rodear la montaña entera, y ya bajas directo al refugio de Malniu.

La Cerdanya a la vista

La Cerdanya a la vista, y el largo flanqueo que nos espera

Refugio de Malniu

Junto al lago, al fondo, el refugio de Malniu. Por fin!!

Hay una zona de acampada, de pago, que te da acceso a lavabos y duchas, barbacoa y contenedores de basura. Aquí nos equivocamos, fuimos los primeros en plantar tienda y nos pusimos en el p.. medio del terreno buscando lo más plano. Y luego llegaron grupos de adolescentes con las hormonas a tope. Y adivina por dónde pasaban cuando querían ir hacia el refu, justo por la línea recta donde estábamos nosotros. 🙁

Hay otra opción que vimos hacer a unos, y es acampar por libre bastante más allá siguiendo el GR.

El track de la etapa Riu dels Orris a Malniu.

Día 11 Refugi Malniu – Puigcerdà (16,7k +131m/-1103m)

El grupo de adolescentes se portó bastante bien y dejó de hacer ruido en horario correcto. La zona de acampada sin embargo es un vivero de mosquitos porque tiene un lago al lado y ganado para cebarse, además de turistas accidentales como nosotros. Así que nos tocó embutirnos en nuestra pequeña tienda para dormir.
La zona esta hasta Puigcerdà es a mi gusto la que está peor señalizada como GR. No porque no haya carteles indicando sendas, sino que indican senderos con una numeración local que no coinciden con ningún mapa que tenía, y si bien los destinos están indicados no sabemos si es el sendero del GR u otro que da una vuelta más larga. O sea que a mirar el mapa cada vez.

El Cadi

Primeras vistas al Cadí

Prados verdes

Prados verdes, bien puliditos por las vacas

También hemos encontrado tramos donde las marcas eran difíciles de seguir. Nos hemos pasado el desvío antes de la estación de esquí de fondo. Y una vez de vuelta en el recorrido lo hemos perdido por completo por encima de Guils. De repente nos desapareció el camino y marcas. Optamos por tirar abajo por lo que tenía más sentido para nosotros y no viendo ninguna senda decidimos tirar prado abajo hasta una pista que nos llevó a Guils. Hicimos algunos metros de más seguro…

La Cerdanya

La Cerdanya, en un día caluroso como nunca

Luego de Guils a Puigcerdà es un coñazo, sobretodo con el sol de las 11h que ya castiga. Seguimos unos metros por carretera para coger un desvío marcado como GR. De vuelta en la carretera tras este tramo nos encontramos en Saneja cuando según GR se pasaba por el pueblo para desviarse de nuevo de la carretera. Cartel que nos indica Puigcerdà a 45min pasando por sendero hasta Sant Martí d’Aravó. Y nos metemos por ahí tras debatir un poco qué era mejor. Parecía más rápido carretera directa pero a pleno sol iba a ser duro mientras que el sendero tenía árboles. El sendero, acabó siendo un riachuelo larguísimo. Y nos lo hicimos entero chapoteando sin manías en el agua. Al menos estábamos frescos. Teníamos presión por coger el tren de las 13h41, porque el siguiente ya era pasadas las cinco de la tarde.

Puigcerdà

Puigcerdà, por fin!!! bueno aún no estamos…término municipal…pero como casi que sí!

Y todo bien, con cansancio por el sol más que nada. En Puigcerdà nos dio tiempo a tomarnos algo, incluida una cerveza fresca bien merecida. Y hasta un calipo de esos que anunciaban como refrescantes.

El track del trayecto Malniu a Puigcerdà (ojo con pérdida del GR!!)

Conclusión

Han sido días duros, sobretodo el arranque cuando tienes que acostumbrar el cuerpo a esas tandas de desnivel y kms con peso a la espalda. Y Natalia se ha curtido mucho en los pasos de alta montaña. Donde ha pasado miedo en algún momento, sí, pero lo ha superado todo. Incluso va delante ahora leyendo las marcas del camino y marcando el ritmo 😁😁
Es la primera que ha dicho que quiere repetir!!

Así que en cuanto podamos caerá un tramo más 👍

Una de las conclusiones más importantes es que si puedes, hazlo en septiembre. Te aseguras menos nieve o ninguna, y menos calor sofocante en las horas punta de sol donde seguro que aún estás caminando…

Respecto a la gente, hemos encontrado poca. En agosto quizás haya más. Pero bueno, esto no es para todos los públicos como el camino de Santiago, ya sabes (yo no que no lo he hecho nunca, sólo por lo que cuenta la gente).

Vista a Montseny

Trekking Pla de la Calma y Ribes

By | excursionismo | No Comments

Este fin de semana pasado ha sido un plan tranquilo. El miércoles de la semana pasada me torcí un tobillo corriendo por Collserola y aunque no fue gran cosa, he estado de pausa desde entonces.

Así que el plan era de caminar. Natalia y yo salimos de Barcelona el sábado a media mañana, para llegar a Coll Formic. Parking a petar y nos desvían a uno más abajo. Lo normal en un día festivo en el Matagalls, diría yo. Como está muy saturado y además tiene rampas que igual me molestan al pie decidimos irnos a caminar por el Pla de la Calma que seguro que está más “calmado” 😛

Un día de sol estupendo pero con una calima que no dejaba apreciar las vistas. Montserrat apenas se veía (recordaba la Matagalls – Montserrat que hice un par de veces…).

Aprovechamos el día y que no teníamos prisa para nada, para estarnos un rato en el prado: yo buscando sombra, Natalia absorbiendo UV a saco…

Natalia en Pla de la Calma

Norbert en Pla de la Calma

Vista a Montseny

Vista al Montseny

Salieron unos 12k. Después comimos algo en el restaurante del mismo Coll Formic, y para Ribes de Freser,

El día siguiente fue aún más tranquilo. Salimos también andando desde Ribes pasando por Ventaiola, Ribes Altes, y media vuelta porque Natalia había perdido las gafas de sol. Y las encontramos!!!

Vall de Núria

Vistas a la Vall de Núria

tobillo en el río

Un poco de fresquito para el tobillo tocado, mejor que el hielo, qué fría está!!

 

Por cierto que se nota que se acabó la temporada de esquí. Ribes estaba por fin tranquilo, sitio para aparcar, no mucha gente por la calle, etc.

Aunque el domingo había una carrera…y también vimos algún esquiador de pista y de skimo por allí.

Como estábamos ociosos, aproveché para echar un ojo a la tienda de montaña Ski & Mountain, Natalia en busca de una mochila de 40-45L y yo ofertas de botas de skimo. Caerán unas 😀

En mayo correremos la Batega al Bac, que sale de Campelles, y tenemos que venir antes para hacer el circuito. A ver si recupero pronto, por ganas no será!!

Nublado

Semana Santa en Razecueillé

By | excursionismo | No Comments

Los primeros días de Semana Santa Natalia y yo hemos ido junto con mi familia a Razecueillé, un pueblecito en los Pirineos franceses.

El lado francés de los Pirineos es muy verde, y no es casualidad que sea tan verde. Es porque hay abundancia de agua. Y eso es lo que nos ha tocado estos días.

Lluvia, lluvia y más lluvia durante cuatro días hasta que decidimos volvernos 🙁

El Cagire (1.912m) es la cima más alta, justo enfrente del pueblo que está a unos 600m de altitud. Y estaba bien nevado, pero no hemos podido ver la cima en ningún momento. Traje piolet y crampones con idea de acercarnos a la cima por la carena, desde el Col de Mentet que sería la ascensión con menor riesgo de aludes. Pero para ir sin visibilidad, lo dejamos correr.

Y nos hemos dedicado a hacer paseos a marcha rápida por la zona, por movernos algo aunque sea bajo la lluvia. El domingo al llegar por la tarde hicimos la ruta rural que sale de Razecueillé, sube hasta Cazarhil, pasa por Escabiros y baja de nuevo a Razecueillé. Unos 7k aprox…

Sin fotos.
Lunes fue un día bien tranquilo con más agua todavía. Ir al super a Aspet, comer y luego limpiar el interior del coche para matar el tiempo. Ya se sabe cuando haces montaña la cantidad de tierra y de piedras que se acumulan en el interior, sin hablar de los bocadillos de camino para ganar tiempo de viaje o porque hace un frío que pela fuera 😉

Y después un paseo “vuelta del perro” que dice Natalia hasta un poco más allá del cementerio con mi hermana, su pareja y amigos. También sin fotos.

Hay rutas chulas por aquí. El verano pasado hicimos unas cuantas. Además tienen un componente de exploración porque muchos caminos que están marcados en los mapas igual no se transitan hace años y están medio borrados o totalmente desaparecidos. Como nos pasó en verano intentando bajar del Pic de Paloumère directos a Razecueillé y terminamos ladera abajo bosque a través hasta una pista que sabíamos que existía más abajo.

El martes fue más movido, salimos a pie por la carretera para subir a Coué de Casse, un pueblo que se ve enfrente ya en la ladera del Cagire y por allí reconocer el terreno porque hay un sendero que baja desde la pista más arriba en la misma ladera del Cagire que no conozco. El año pasado íbamos mal de tiempo y no nos atrevimos a meternos por allí sin saber dónde acabaríamos, porque teníamos barbacoa en casa!!! y no era cuestión de retrasarse jeje.

 

Nublado

La vista habitual esos días, o sea, nada!!

Y este martes también tocaba barbacoa, un día por visita es sagrado 😀

Así que de Coué de Casse fuimos a Laubague y media vuelta zumbando. En esta época del año está tan desierto y tranquilo que ves ciervos en cualquier sitio a pie de carretera o junto a casas incluso. Nos hemos encontrado unos cuantos!!

Ciervas en el pueblo

Ciervas en el mismo pueblo de Laubague

Por la tarde, una vez la digestión hecha, tocaba otro paseíto bajo la lluvia, cómo no! Nos fuimos hasta Milhas y volver, todo por pista asfaltada, nada de interés salvo salir a moverse. En total 17k en el día aprox porque no llevaba ni GPS siquiera pero bien para estirar las piernas.

Y el miércoles, pese a un parte de nubes y claros por la mañana, se ha levantado como siempre húmedo y encapotado. Cierto que no llueve, pero ya nos vamos para Barcelona de vuelta.

Pude ver el Cagire cubierto de nieve por un momento. Tiene una pala muy tentadora para bajarla con esquís aunque ahora mismo, después de tres días nevando más los que ya llevaría, debe haber un riesgo de aludes de la leche.

Cagire desde Razecueillé

Cagire visto desde Razecueillé, el día de partida

Cagire con zoom

Cagire con zoom, yo diría que ya han caído aludes y hasta hay cornisa

 

Todavía estoy perfilando una ruta circular pasando por la cima del Cagire que sea larga 25-30k y chula por ahí. Las de años anteriores estaban bien, pero el regreso bajando a Juzet d’Izaut es un coñazo porque desde ahí tienes que hacer carretera hasta Razecueillé. Seguiremos buscando…

Tagamanent

Trailrunning al Tagamanent y en Ribes

By | trailrunning | No Comments

Más posts retrasados. El sábado 17/3 salimos a hacer un poco de trailrunning con idea de seguir hacia Ribes después.

Optamos por una ruta circular subiendo al Tagamanent. Después de la experiencia super poblada de la Mola el fin de semana anterior, este se antojaba más tranquilo 😉

Salimos de Aiguafreda siguiendo el GR, nada que decir. Llevaba el track en el Suunto que tiene una función de navegación, para mi gusto mejorable pero eso lo explicaré luego.

El track era de wikiloc.

Normalmente si están hechos con móvil es fácil que haya una desviación de unos cuantos metros entre el track y el camino real, pero va bien para orientarse. Sigue gustándome más ir estilo old school con mapa en papel e ir buscando pero si vas a hacer km corriendo mejor ir con algo que no tengas que hacer paradas.

Subiendo al Tagamanent

Por la ruta en cuestión llegamos a una pista transitable que nos deja al pie del turó del Tagamanent. Y sólo hay que subir unos minutos y ya está. Hay un restaurante cerca así que la mayoría de gente que nos encontramos tenían el plan de subir a estirar las piernas para abrir el apetito y hacer tiemp antes de ir a meterse hasta el culo de comer allí mismo.

Nosotros un plátano y a seguir 😀

Luego seguimos pasando por la masía en cuestión y después de pasar por otra casa ahí la liamos. Con las dos pantallas que te da el GPS no conseguía ver dónde iba el track, era como dar vueltas sobre lo mismo. La que da escala de 5k sólo sirve para tener una noción del track entero. La que da la visión de 500m va girando en función de la orientación (creo que es una opción que se puede modificar pero no era el momento) pero no sabes origen y destino y no puedes ver si avanzas o retrocedes. Me faltaba una escala intermedia. Total que después de dar unas cuantas vueltas por allí decidimos subir un poco más hacia el Pla de la Calma para ver si mejoraban las vistas. Visto que no y que ya llevábamos unos 10k, media vuelta y volver por donde habíamos venido. Salieron unos 16k en total.

Tagamanent

Tagamanent

Después mal comer en Aiguafreda porque era demasiado tarde, ohhh.

Una vez en Ribes subimos a ver a una amiga a Queralbs, bueno por encima de Queralbs, y empezó a nevar flojito, pero despistados mientras tomábamos algo la cosa se puso más fea.

Hubo que salir por patas antes de quedarnos encallados allí. Tiene una rampa super fuerte que es mejor no bajar con nieve que está a saco.

El domingo hicimos excursión cortita por una zona que no habíamos ido nunca. Saliendo de Ribes subiendo por la carretera dirección Campelles subes unos 400m positivos, pasando por la Font del Ferro que obviamente tiene un color bien anaranjado y luego hasta Sant Antoni. Buenas vistas al Taga!!

Taga

Vistas al Taga

Y bajar corriendo para acabar el día.

Pic de la Mina

Skimo Pic de la Mina

By | skimo | No Comments

Post atrasado. El domingo 11 de marzo salimos a hacer skimo con el grupito de la UEC. Éramos cinco solamente pero tocó ir en dos coches por la cantidad de trastos que hay que transportar.

Había riesgo 3 de aludes y además amenaza de lluvia a cotas bajas la noche anterior. Así que optamos por el Pic de la Mina que sube ya desde altura. Como está más que visto cambiamos de itinerario. Saliendo de la curva antes de la frontera con Andorra, donde vas a parar al bajar si haces el Pedrons.

Resulta que la estación de Porté-Puymorens ha montado un itinerario fuera-pista que baja hasta allí, y luego hay una navette que te devuelve a las pistas. Estropeaba un poco la ascensión pero bueno, es lo que hay. Yo no lo conocía, la verdad.

Fuimos bordeando las pistas, con nieve bastante dura a causa del viento que iba cascando. Una chica resbaló incluso unos metros. Así que desde allí pusieron ganivetes. Con mis esquís nuevos con canto bien afilado no hizo falta. 😀

Al llegar al lomo, cuando ya solo queda la pala somital, el viento era bastante fuerte. En un día de esos freaks con ganas seguirías hasta cima, pero varios del grupo querían dar la vuelta y uno que bajaba nos dijo que más arriba estaba horrible por el viento, etc, etc total que nos dimos la vuelta.

Pic de la Mina

La parte final del Pic de la Mina que no hicimos por viento.

Me saltaron los esquís al bajar por la pala helada, no resbalé mucho pero me jodió que no había hecho nada. Sólo meterle giros cañeros con mucha fuerza. Así que me tocará revisar el ajuste de las fijaciones porque no mola nada.

Y con eso nada más, comer algo y vuelta a Barcelona haciendo reparto de ocupantes.

La Mola

Trailrunning en la Mola

By | trailrunning | No Comments

La previsión de la meteo era medio fea, en especial por la tarde. Así que esa misma mañana decidimos cambiar de plan a algo facilito y corto.

Subir a la Mola.

La Mola

El plan era hacer una circular que salieran unos 12k y pasa por las vías de escalada. Subimos un poco por ahí pero llegados a una pared con mucho patio a Natalia no le molaba y dimos la vuelta.

A esto te acostumbras poco a poco 🙂

Así que seguimos por otro sendero hasta empalmar con la vía normal del Camí dels Monjos. No nos gustan las masificaciones, uh, uh, pues aquí no es el lugar. Joder, cuánta gente!!!

Nos quedamos bien poco arriba y luego bajamos corriendo. No hay mucho más que contar, la verdad.

No había subido nunca a la Mola precisamente porque sabía que era una cima concurrida y de algún modo la estaba evitando o dejándola para un día de lluvia que estuviera muy frikeado y subir a algún sitio. Sí había estado por las paredes de escalada tiempo atrás, cuando me movía hacer escalada deportiva.

Esquí Norbert

Skimo a la Gallina Pelada

By | skimo | No Comments

Sigo con las crónicas atrasadas. El 3 de febrero subí con un grupillo de la UEC y otros varios a la Gallina Pelada. Encontramos buena nieve polvo en las palas orientadas a norte 🙂

Y todo continuo desde el parking.

Al llegar a Saldes al típico horno para desayunar nos encontramos con algo que no había visto por allí. El local estaba tan lleno que no se podía ni entrar!!!

Perdimos algo de tiempo decidiendo si buscar otra opción, esperar o qué hacer, y al final optamos por comprar alguna pasta para desayunar pasando de sentarnos. La montaña está de moda 😛

Subimos en coche hasta el Parc de Palomera, con la carretera bastante nevada y resbaladiza pero con el 4×4 que nos llevaba sin problemas.

Parking Parc de Palomera

Saliendo del parking

Y de ahí ya seguir por la misma pista foqueando hasta uno de los barrancos. Parece que es un pico que gusta bastante para ir con raquetas, porque había bastante gente así. Nuestra ruta era circular pasando por el Pla d’Ensija, la Creu del Ferro, Gallina Pelada y bajando por Font Freda.

En algunos tramos las raquetas eran mucho más eficientes que nosotros, porque al subir por el torrente había algún tramo estrecho con pendiente difícil de subir con pieles. Incluso tuvimos que sacarnos los esquís para pasar algunos.

Tramo estrecho

En el torrente

Después del torrente ya llegamos al Pla d’Ensija, donde ya se abren las vistas a la zona, en especial el Pedraforca que estará allí presente durante el resto de la salida.

Pla Ensija

 

Luego subir un poco más hasta la Creu del Ferro, con un viento bien desagradable.

Creu del Ferro

Se empezó a tapar y además íbamos un poco tarde entre todo el tiempo perdido en el desayuno y subiendo. Pero igualmente seguimos hasta la Gallina Pelada. Desde la Creu del Ferro se ve lejos! pero no es tanto.

Refugi Delgado Úbeda

El pequeño refugio Delgado Úbeda. Ya sólo quedan unos pocos metros hasta la cima que está escondida hacia la izquierda.

Foto de grupo Gallina Pelada

Cima de la Gallina Pelada, y por suerte el cielo se abrió para la foto

Vista a Creu del Ferro

Vista atrás desde cima. Venimos del Pla que se ve al fondo del todo a la izquierda

Y luego a bajar!!! 😀

Esquí Norbert

Primeras palas con nieve polvo disfrutona. Creo que en mi caso fue la mejor esquiada del año, pues salí poco este invierno!

Luego tuvimos tramo por bosque que estaba muy machacado entre trazas de raquetas y de esquís, esquivando piedras, troncos, etc…

Bajando por el torrente

Bajando por el torrente accidentado entre rocas y árboles

Llegamos bastante tarde al coche, aún de día pero después de una gran salida, sí señor 😀

Natalia esquiando

Esquí en el Col de Puymorens

By | ski | No Comments

El domingo 28 de enero probamos algo nuevo, sobre todo Natalia.

Había hecho un par de salidas de snowboarding en el pasado, pero nunca con esquís. Y hay el mito de que es más fácil aprender snowboarding que esquí de pista, pero si quieres hacer montaña más te vale ir con esquís…(la splitboard en nieve polvo va bien pero con nieve dura no he oído hablar bien de cómo se comporta al foquear con pendiente fuerte…)

Natalia y Norbert

 

Como primera hicimos algo suave, Natalia de prestado con esquís y botas de pista míos y yo siguiéndola con los de skimo. Desde el Col de Puymorens, lugar habitual de salida de skimo tanto para el Pic de la Mina como el Coma d’Ors, empezamos con los pasos más básicos: escalerita con los esquís en paralelo y perpendiculares a la pendiente. Subir unos metros así y bajar controlando la velocidad con cuña.

Después de repetirlo unas cuantas veces ya incorporamos los giros en cuña, y se repitió unas cuantas veces más hasta cogerle el tranquillo. También aprendió a subir contra la pendiente haciendo cuña con las colas. Para estar dos o tres horas la verdad que una progresión brutal.

Natalia esquiando

Antes de volvernos aproveché para hacer una bajadita, desde el Col hasta la parte baja de la estación. Para luego remontar foqueando por el mismo sitio. Y estrenando esquís nuevos 😀

Norbert bajada esquí

La nieve estaba ya un poco pesada porque hacía un día de sol de la leche para ser enero, pero con espesor guapo!

Y con eso cerramos la primera experiencia de esquí de Natalia. En nada haciendo daño por las montañas jeje….